Expediente para resolver contrato con Codelse por incumplimientos en incendio del MAS

Incendio del MAS
TWITTER BOMBEROS DE SANANDER - Archivo
Publicado 11/07/2018 12:35:14CET

Este expediente no significa que se culpe a la empresa del incendio ya que, "por desgracia", la responsabilidad no se ha determinado

SANTANDER, 11 Jul. (EUROPA PRESS) -

El Ayuntamiento de Santander ha iniciado un expediente para resolver el contrato que mantiene con Codelse por los "incumplimientos" del pliego de contratación detectados tras el incendio ocurrido hace ocho meses en el Museo de Arte de Santander (MAS), de cuya seguridad se encargaba la empresa de Torrelavega y que, tras las investigaciones realizadas, se comprobó que la red de alarmas del edificio no estaba en funcionamiento cuando se produjo el siniestro.

La concejala de Cultura, Miriam Díaz, ha indicado este miércoles en declaraciones a Europa Press que el Ayuntamiento ha iniciado este expediente para resolver el contrato "a la vista de los informes técnicos y jurídicos que se han ido recopilando a lo largo de todo este tiempo", y que muestran que ha habido "una serie de incumplimientos" del pliego de condiciones que tenía que cumplir Codelse con los sistemas de seguridad del MAS.

"Para todos los contratos en el Ayuntamiento hay un órgano de contratación y hay unos pliegos que marcan las pautas que la empresa contratada tiene que cumplir y, cuando se detecta que hay un incumplimiento, una falta leve o grave por consideración técnica, se emite el informe correspondiente", ha explicado la edil.

En el caso del contrato con Codelse para los sistemas de seguridad del Museo, Díaz ha detallado que "los informes técnicos y jurídicos" muestran que "ha habido una serie de incumplimientos, que son motivo de actuar respecto al contrato vigente de la empresa con el Ayuntamiento".

"Con esta empresa y con cualquiera sucede lo mismo, hay que ser exigentes en el cumplimiento de las propuestas de las empresas que ganan los concursos, que tienen que cumplir unos pliegos y, si los técnicos consideran que ha habido algún incumplimiento, informan y se inicia un proceso al igual que para contratar", ha explicado la concejala de Cultura.

Además, en sus declaraciones a esta agencia, Díaz ha enfatizado que el inicio de este expediente de resolución del contrato "no es una decisión unilateral del equipo de Gobierno (PP) a nivel político sino que se basa en informes técnicos y jurídicos".

RESPONSABILIDAD DEL FUEGO "NO ESTÁ DETERMINADA"

Preguntada sobre si la apertura de este expediente quiere decir que la responsabilidad del incendio en el MAS recae sobre Codelse, la edil lo ha negado. "No, ni mucho menos", ha dicho, al tiempo que ha manifestado que, "por desgracia" y tras ocho meses desde que se produjo el incendio, "la responsabilidad del fuego no está determinada".

"Ojalá supiéramos qué o quién pudo causar el fuego del MAS porque estaría todo mucho más claro pero, por desgracia y el primer afectado es el Ayuntamiento, la policía científica no ha podido determinar la causa del fuego, tampoco las compañías aseguradoras, ni todos los peritos que se han contratado para evaluar los daños", ha dicho la concejala.

Por ello, ha asegurado que este expediente "no tiene nada que ver con el origen del fuego sino que está relacionado con una serie de incumplimientos que se detectan en el expediente informativo abierto para determinar qué ha ocurrido en el MAS".

Así, ha recordado que, en la instrucción del expediente por el incendio, se detectó que Codelse, supuestamente a petición de la constructora SIEC que ejecutaba las obras de mejora de la accesibilidad en el MAS, retiró los detectores de robo e incendios que afectaban a las zonas donde se estaba trabajando y, a pesar de su "obligación de informar periódicamente al Ayuntamiento de cualquier incidencia", no lo hizo más que cuando se le reclamaron explicaciones tras el siniestro.

"No queda claro si actúa (a la hora de retirar los elementos de seguridad) como contratado por la empresa constructora que hacía las obras de mejora de la accesibilidad en el MAS (SIEC) o por el Ayuntamiento, aunque por el Consistorio está claro que seguía actuando porque seguía cobrando por prestar el servicio. ¿Si dejaron de prestar el servicio, cómo es que siguen cobrando?", se ha cuestionado la edil.

Díaz ha indicado que ya han pasado ocho meses desde que se produjo el incendio y ha asegurado que "el Ayuntamiento es el mayor interesado en que esto se resuelva lo antes posible" pero "hay que ser muy rigurosos porque estamos hablando de un tema muy sensible y de un Bien de Interés Cultural". Y es precisamente esta categoría del edificio uno de los motivos que "agravan" los incumplimientos de Codelse y por lo que se promueve la resolución del contrato.

AYUNTAMIENTO REMITIRÁ A LA JUSTICIA "TODO LO QUE PIDA"

Sobre la intención de Codelse de llegar hasta los tribunales, según ha dicho su presidente Fermín García Balbás al periódico El Diario Montañés, Miriam Díaz ha recordado que el Consistorio ha sido "el primero" en remitir el expediente del incendio y todos los informes a la Fiscalía y que está abierto a "contestar a la justicia con todo lo que nos pidan".

"Cuando hay una confrontación de situaciones lo mejor es que se pronuncie la justicia y estoy totalmente de acuerdo en que si tenemos que presentar más documentación estamos abiertos a contestar a la justicia a todo lo que nos pidan, porque hemos sido los primeros en trasladar a los órganos judiciales toda la información de la que disponíamos", ha añadido la edil.

Precisamente, el presidente de Codelse sustenta su intención de llegar hasta los tribunales porque, según afirma, la propia concejala de Cultura tenía conocimiento de que los elementos de seguridad estaban desconectados, algo que la alcaldesa de Santander, Gema Igual, ha negado también este miércoles en declaraciones a la prensa.

"No teníamos conocimiento de ello porque, si no, evidentemente no estaríamos en este punto", ha dicho Igual, que ha asegurado que el Consistorio no conocía "una merma" en los servicios que tenía que prestar Codelse por contrato y, de hecho, ha enfatizado, la empresa seguía "cobrando exactamente la misma" cuantía.

"Gracias a dios tenemos todos la capacidad de defendernos y nosotros tenemos el asunto puesto en conocimiento de la Fiscalía" de forma que otro organismo "externo e imparcial" pueda "decantarse" en este proceso en el que, ha reivindicado, el equipo de Gobierno, en base a los informes técnicos y jurídicos, está "defendiendo los intereses" de la administración local.

Así, la regidora municipal ha expresado su "respeto" a lo que "pueda decir" la empresa pero ha insistido en que el Ayuntamiento está actuando con "los informes técnicos en la mano" y en "defensa" de los intereses municipales.