FAPA denuncia que Educación "intenta adaptar la ley a su incumplimiento" en el calendario escolar

Estudio, estudiar, estudiante, estudiantes, clase, clases, aula, aulas, alumno
EUROPA PRESS - Archivo
Publicado 16/07/2018 13:26:43CET

SANTANDER, 16 Jul. (EUROPA PRESS) -

La Federación de Asociaciones de Madres y Padres de Alumnos de Cantabria, FAPA, ha denunciado que la Consejería de Educación intenta "adaptar la ley al incumplimiento de la misma" en relación al calendario escolar.

A este colectivo de padres le parece "lamentable" que, "una vez puesto de manifiesto la ilegalidad que se estaba produciendo" al no impartirse en Cantabria 25 horas lectivas semanales, la solución que se adopta sea "intentar adaptar la ley al incumplimiento de la misma, y esto además se haga con nocturnidad y alevosía".

Así lo ha denunciado hoy FAPA en un comunicado, en el que también ha anunciado que, por este motivo, ha presentado alegaciones a este posible cambio y no descarta el recurso en el que caso de que éstas no sean admitidas.

Unas alegaciones que se resumen en pedir a la Consejería de Educación que no modifique la orden de 23 de junio de 2014 que fija la implantación del currículo de Primaria, y mantenga la redacción original "sin excepciones" al horario de 25 horas semanales, porque, argumenta, "así no existiría conflicto con la legalidad vigente, no cabría la arbitrariedad o discrecionalidad y se facilita la organización del sistema educativo".

La FAPA se refiere así a la modificación de la orden que sacó a información pública Educación a finales de junio introduciendo la salvedad al horario de 25 horas semanales de que la Consejería "podrá autorizar el desarrollo de una jornada continuada reducida en determinados periodos lectivos del curso escolar".

Al respecto, la federación ha aclarado que lo que ella ha denunciado es que no se cumplían las 25 horas lectivas semanales para el alumnado que fija la implantación del currículo de primaria para Cantabria en 2014, algo que los informes jurídicos solicitados por la Consejería así han reflejado, y no la aplicación del real decreto de racionalización del gasto educativo, contra el que lleva "años luchando".

Y ha sostenido que el "olvido" de esta parte legislativa por el consejero de Educación, Francisco Fernández Mañanes, "quizás tenga que ver con que, para publicar dentro de la legalidad la propuesta de calendario que ha presentado, se ha visto obligado a iniciar el cambio legal de esas 25 horas lectivas semanales".

En este sentido, FAPA ha considerado "lamentable" que, "una vez puesto de manifiesto la ilegalidad que se estaba produciendo, la solución que se adopte sea intentar adaptar la ley al incumplimiento de la misma".

La federación ha asegurado que "siempre" estará abierta a discutir cualquier cambio educativo que pueda realizarse en beneficio del alumnado, pero entiende que "seguir incumpliendo las horas lectivas que deben de recibir para la correcta asimilación del currículo establecido no se encuentra en esa situación".

Lo que no significa que no se puedan reducir las horas lectivas que debe de tener el profesorado, ha apostillado, señalando que ésta es una cuestión que Consejería y sindicatos "deben de negociar pero desde el respeto a lo establecido para el alumnado".

ALEGACIONES

La FAPA considera como "más razonable" no modificar la orden del currículo de Primaria de 2014 por varias razones, entre ellas, porque la modificación se basa en una interpretación en uno solo de los dos informes jurídicos sobre el calendario; y porque la excepción que contempla "puede producir un conflicto competencial y jerárquico debido a que no hay ninguna norma de rango superior que contemple la posibilidad de modificar el horario semanal y hacer un cómputo anual".

Igualmente aduce que cualquier modificación ha de respetar la prevalencia de normas de rango superior y, en este caso, debería de respetarse esa distribución de 25 horas semanales o, en su defecto, cualquier reducción horaria puntual que se produjese debería ir acompañada de medidas para la recuperación de dichas horas lectivas a lo largo del curso, "ya que de lo contrario no se estaría impartiendo el currículo de forma adecuada", lo que "iría en contra del derecho del alumnado a recibir una educación de calidad".

En este sentido, también expresa sus "serias dudas de legalidad" de la modificación que plantea el departamento de Fernández Mañanes, que "pudiese ser inconstitucional" por tratarse de una norma posterior y contraria a la norma básica estatal, ya que no se puede contravenir que el horario sea de 25 horas lectivas semanales, al menos durante los días lectivos mínimos establecidos por ley, indica.

Por otro lado, FAPA esgrime que la compensación de la pérdida de horas con más días lectivos provoca que para recibir esas mismas horas se aumente el número de desplazamientos o gastos de comedor, así como problemas organizativos de diversos agentes implicados en el sistema educativo.

Y afirma que la redacción planteada deja abierta la posibilidad de establecer las autorizaciones "sin ningún límite en los periodos ni el alcance diario, convirtiendo un acto reglado en algo discrecional, por tanto, podría ser arbitrario y desviado del sentido de la norma".

RECORTES

Por otra parte, la FAPA ha expresado su satisfacción ante los diversos anuncios realizados por el Gobierno central respecto a los distintos cambios que irían a producirse en la política educativa, así como la posible supresión del 'decreto de los recortes'.

En su opinión, lo que "realmente debería de producirse" es la eliminación de la LOMCE para dar paso a una nueva ley educativa "que, de una vez por todas, cuente con el respaldo de la comunidad educativa y el consenso de la clase política, algo que la haga durar en el tiempo y no ser un arma de uso político como viene siendo desde hace décadas".