Febrero ha sido muy frío y el cuarto más lluvioso en 37 años en Cantabria

Carretera inundada
EUROPA PRESS
Publicado 07/03/2018 13:10:28CET

SANTANDER, 7 Mar. (EUROPA PRESS) -

Febrero ha sido muy frío y extraordinariamente húmedo en Cantabria. En concreto, ha sido el cuarto mes de febrero más lluvioso del periodo 1981-2018, y los cuatro acaecidos entre 2013 y 2018, según el avance climatológico de la Delegación Territorial de la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET).

En concreto, febrero fue muy frío en toda Cantabria con temperaturas medias mensuales inferiores a los valores normales en más de 2 grados centígrados.

Además fue extraordinariamente lluvioso, a excepción del área costera central, el interior de Liébana y Valderredible. La precipitación recogida este mes ha vuelto a superar el máximo registrado en un mes de febrero en el treintenio climatológico de referencia 1981-2010, como ya ocurrió en febrero de 2013, 2015 y 2016.

Febrero se inició con un fuerte temporal que se prolongó hasta el día 13 y que acumuló más del 70% de la precipitación total recogida en el mes. Llegó con vientos fuertes, que dejaron rachas superiores a 80 kilómetros por hora en el litoral y en zonas altas de Cantabria los primeros días.

Las temperaturas experimentaron un descenso significativo --en especial las máximas-- y se mantuvieron en valores por debajo de lo esperado durante casi toda la primera quincena.

En estas condiciones de temperaturas bajas y precipitaciones abundantes, la nieve se acumuló en gran cantidad: en Liébana, a 900 metros de altitud, se pasó de 30 centímetros el día 2 a 90 centímetros el día 8; en Campoo, a 950 metros de altitud, de 23 a 40 centímetros; y en Tresviso, a 950 metros, de 34 a 95 centímetros.

Durante la segunda decena, el anticiclón se retiró hacia el sur y las borrascas circularon procedentes del Atlántico Norte, todavía con abundante aire húmedo pero menos frío. Se suavizaron especialmente las temperaturas mínimas, que se situaron entre 5 y 10 grados centígrados, mientras que las máximas alcanzaron los 20 grados.

Al comienzo de la tercera decena, el avance del anticiclón europeo bloqueó la entrada de perturbaciones procedentes del oeste. Desaparecieron las precipitaciones --hasta el día 28--a la vez que descendieron las temperaturas progresivamente, hasta prácticamente generalizarse las heladas los últimos días del mes. El día 28 la nieve cuajó a nivel del mar, dejando entre 3 y 5 centímetros de altura.

El viento ha soplado ligeramente por debajo de lo esperado en febrero. En el Aeropuerto de Santander se han registrado 795 kilómetros de recorrido total, frente a los 897 de media.

El mes estuvo muy poco soleado, registrándose en el Aeropuerto de Santander 82 horas de sol, casi un 20% menos de lo esperado. Se han registrado treinta y ocho descargas eléctricas en cinco días, asociadas todas con el temporal de primeros de mes.

Por lo que se refiere a los valores extremos en la región en febrero, la temperatura máxima más alta fue de 20,6 grados el día 15 en Tama, y la temperatura mínima más baja fue de -13,2 grados el día 9 en Reinosa.

La máxima precipitación recogida en 24 horas fueron 75 litros por metro cuadrado el día 3 en Tresviso, y la racha máxima de viento alcanzó 109 kilómetros por hora el día 7 en Alto Campoo.