Vecinos y hosteleros piden que se estudie abrir el antiguo túnel de Tetuán

 

Vecinos y hosteleros piden que se estudie abrir el antiguo túnel de Tetuán

Actualizado 08/12/2016 19:23:11 CET

SANTANDER, 8 Dic. (EUROPA PRESS) -

La Federación Cántabra de Asociaciones de Vecinos (FECAV), la Asociación de Vecinos de Tetuán-Barrio Camino y la Asociación de Hosteleros y Comerciantes de Tetuán presentarán una propuesta a todos los grupos del Ayuntamiento de Santander para que se impulse la realización de un estudio del estado del antiguo túnel de Tetuán con el fin de atender la "vieja reivindicación vecinal" de rehabilitar y abrir la circulación del mismo para uso de peatones y bicicletas.

En un comunicado han explicado que el 'auténtico' túnel de Tetuán fue inaugurado en 1892 y por él circulaba el tren de Pombo, un pequeño ferrocarril o tranvía urbano de vapor que comunicaba el centro de la ciudad. El recorrido se iniciaba en la calle del Martillo (Marcelino Sanz de Sautuola), con el Sardinero y sus ya entonces populares Baños de Ola.

El trayecto discurría por las calles Daoiz y Velarde y Peña Herbosa para al llegar a Molnedo (Casimiro Sainz) subir hasta San Emeterio y entrar por la calle Tetuán. Entre la parte final de esta calle en su confluencia con Barrio Camino y la Cañía, actual Joaquín Costa, existe un importante desnivel que se salvó construyendo este túnel de poco más de 300 metros, prácticamente llanos, que el tren atravesaba para, tras alcanzar su boca este, descender suavemente por la entonces conocida como Alameda de Cacho y acabar su recorrido frente al Casino del Sardinero.

Tras la compra en 1902 por parte de la Sociedad El Sardinero del tranvía de Gandarillas que hacía el recorrido por la costa, San Martín y la actual avenida de la Reina Victoria, se decidió unificar el servicio, convirtiéndose en una línea circular. Hasta que a finales de 1911 con la introducción de la electricidad en los tranvías urbanos y ante la imposibilidad de instalar los troles en el túnel debido a sus dimensiones se procedió a su clausura.

Pese a que hubo varios proyectos para su aprovechamiento el túnel permaneció cerrado y sin ningún uso hasta que durante la Guerra Civil se acondicionó como refugio antiaéreo.

Posteriormente, en los años cincuenta del pasado siglo, se reabrió como paso peatonal hacia el Sardinero, hasta que noticias sobre su inseguridad o insalubridad llevaron a decidir nuevamente su cierre, procediéndose al tapiado de sus dos bocas.

La FECAV, la Asociación de Vecinos de Tetuán-Barrio Camino y la Asociación de Hosteleros y Comerciantes de Tetuán creen que su reapertura debe partir de un consenso entre todos los grupos políticos municipales.

Y opinan que, de llevarse a cabo, "estaríamos ante la mejor solución y avance en movilidad sostenible que hayamos tenido en esta ciudad, quizás solo comparable con el funicular del Río de la Pila".

Los colectivos cree que sería un recurso que usarían tanto vecinos como visitantes y que reduciría de manera importante el número de vehículos que circulan hacia el Sardinero. Y ello aprovechando una infraestructura histórica, el primer gran túnel de Santander, construido hace 125 años.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies