La Federación Cantabria Metal alerta que la subida del impuesto de matriculación puede destruir 1.000 empleos

Concesionario de coches
EP
Actualizado 20/10/2010 23:01:37 CET

Cree que los compradores optarán por matricular en otras regiones y al final la recaudación fiscal bajará

SANTANDER, 20 Oct. (EUROPA PRESS) -

La Sección de Automoción de la Federación Cantabria Metal, entidad integrada en CEOE-Cepyme Cantabria, ha alertado de que la subida del impuesto de matriculación anunciada por el Gobierno regional para el próximo año, unida al final de las ayudas del Plan 2000E, puede provocar la desaparición de un millar de puestos de trabajo en la región en los próximos doce meses, el 20 por ciento de la plantilla que emplea el sector de concesionarios.

En un comunicado, el colectivo recuerda que los concesionarios están sufriendo un fuerte retroceso en las ventas de vehículos nuevos desde la finalización del Plan 2000E en junio pasado. En los tres últimos meses esa caída ha sido del 40 por ciento y en la primera quincena de octubre supera el 51%, muy superior a la caída media registrada a nivel nacional del 37,7%.

Además, recalca que la finalización del Plan 2000E coincidió con la subida del IVA, y "todo ello en un momento muy complicado para las empresas por la actual situación económica y la falta de confianza de los consumidores".

A su juicio, se trata de la situación "más grave" vivida por el sector en los últimos 25 años, que se acentuará con el anuncio del Gobierno de Cantabria de subir el impuesto de matriculación para los próximos presupuestos, lo que supondrá "un mayor descenso en los vehículos que se matriculen el próximo año".

Según dicen, el aumento del 1,25% del impuesto de matriculación a los vehículos de más de 160gr/km afecta no sólo a vehículos de alta gama, sino también "a una proporción importantísima" de los de gama media.

Además, lamentan que las compañías de renting que operan en Cantabria "hace varios años que por motivos fiscales optaron por matricular los coches fuera de la región, perdiéndose cuantiosos ingresos para la Comunidad".

Esta tendencia creen que aumentará con la subida del impuesto, ya que aquellos compradores de vehículos afectados por la subida optarán por matricularlos fuera de Cantabria y, por tanto, en lugar de aumentar, descenderá la recaudación por este impuesto, y con ello, perderán competitividad los concesionarios de la Comunidad.