El fiscal pide 9 años de cárcel para un hombre por violar a una peregrina a la que recogió en su coche

Actualizado 10/12/2010 18:53:42 CET

SANTANDER, 10 Dic. (EUROPA PRESS) -

El fiscal pide nueve años de prisión para un hombre acusado de un delito de violación contra una mujer de nacionalidad coreana que se encontraba peregrinando por el Camino de Santiago y a la que recogió en su coche para trasladarla supuestamente hasta el albergue de Güemes, en el municipio de Bareyo. El juicio se celebrará el próximo 13 de noviembre en la Audiencia Provincial de Cantabria.

Los hechos sucedieron sobre las cinco de la tarde del pasado 15 de mayo. Cuando se encontraba a unos 200 metros del citado albergue, el procesado, José Ramón G.E., se desvió y tomó la carretera de acceso al pueblo de Las Pilas, desde el que tomó un camino que lleva a un monte de eucaliptos y paró el coche en el aparcamiento de un descargadero de madera.

La mujer trató de escapar del vehículo, pero el agresor se lo impidió, forcejeando con ella y propinándola golpes en diversas partes del cuerpo.

El procesado, que según el fiscal actuó en todo momento con la intención de satisfacer sus deseos sexuales, la quitó los pantalones y las bragas, la realizó tocamientos, besándola los pechos y reteniéndola en la parte posterior del vehículo.

A continuación se bajó los pantalones para intentar introducir su pene en la vagina, pero la víctima consiguió salir del coche, siendo alcanzada a escasa distancia por su agresor, quien la golpeó y la tiró al suelo, donde trató nuevamente de penetrarla, sin conseguirlo por la resistencia física que ésta opuso.

Incapaz de contener al hombre, la mujer le ofreció una felación con el único fin de evitar ser penetrada, pero tras este acto, el procesado trató de penetrarla de nuevo. Al oponerse ella físicamente, siguió golpeándola, la giró en el suelo y la colocó boca abajo. Desde esta posición trató de penetrarla vaginal o analmente, lo que tampoco consiguió por la resistencia de la agredida.

Viéndose de nuevo incapaz de reprimir las acometidas del procesado, la mujer le ofreció otra vez sexo oral y, en el transcurso de la felación, le propinó un fuerte mordisco al hombre, que la golpeó reiteradamente, abandonándola después en el lugar y huyendo en su vehículo.

A consecuencia de los golpes, la víctima sufrió lesiones y erosiones en distintas partes del cuerpo, así como ansiedad, por lo que precisó asistencia sanitaria y psiquiátrica, invirtiendo en su curación 45 días impeditivos para sus ocupaciones habituales. Como secuela le queda un trastorno de estrés postraumático moderado-grave.

El Juzgado de Instrucción número Dos de Santoña acordó la prisión provisional del procesado, que permanece hasta la fecha en esa situación.

El fiscal le considera autor de un delito de violación y de una falta de lesiones; por esta última pide su localización permanente de 12 días, con abono de la prisión preventiva. En concepto de responsabilidad civil, reclama al acusado que indemnice a la víctima con 7.500 euros, 2.500 por los días invertidos en su curación, y 5.000 por las secuelas y daño moral generado.

El juicio tendrá lugar el próximo lunes en la sección tercera de la Audiencia, a partir de las nueve y media de la mañana.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies