La Fiscalía pide 6 y 7 años a una pareja acusada de trata y prostitución

Actualizado 19/05/2018 20:38:13 CET

El juicio se celebrará este lunes, 21 de mayo, en la Audiencia Provincial

SANTANDER, 19 May. (EUROPA PRESS) -

La Fiscalía ha solicitado seis y siete años de cárcel para los integrantes de una pareja acusada de trata de seres humanos y prostitución en un club de alterne del barrio La Venta de Lamadrid (Valdáliga), hechos por los que serán juzgados el lunes, 21 de mayo, en la Sección Primera de la Audiencia Provincial.

Los acusados son el dueño del negocio, que ya tiene una condena anterior por tres delitos de prostitución, y su pareja sentimental, una mujer nacida en Paraguay que trabajaba también en el club.

LA VÍCTIMA, UNA JOVEN PARAGUAYA DE 19 AÑOS

Según el escrito de la Fiscalía, los hechos ocurrieron en noviembre de 2015, cuando los acusados "necesitaban chicas para el negocio". Entonces, la acusada contactó con una joven compatriota de 19 años, que residía en Paraguay y la que conocía personalmente.

La Fiscalía sostiene que, "a sabiendas de la difícil situación económica y familiar" de la joven, la acusada se ofreció a buscarle trabajo en España así como a facilitarle todos los trámites y gastos para su traslado".

Según la versión del Ministerio Fiscal, la joven confió en la acusada por su relación personal, no tuvo consciencia de que venía a ejercer la prostitución de forma permanente en España y pensó que venía a trabajar en el servicio doméstico o en hostelería.

Los acusados remitieron a la chica unos billetes de avión que el dueño del club pagó y una reserva hotelera "para simular que venía a España como turista" y dinero para justificar su estancia en el país durante unos días.

La chica llegó a España el 28 de noviembre y, tras llegar a Bilbao, fue trasladada a Cantabria, al club donde se le requirió que ejerciera la prostitución allí para saldar la deuda por traerla a España, que los acusados cifraron en 2.400 euros.

La joven, según la Fiscalía, tuvo que ejercer durante dos noches la prostitución en dicho club "en contra de su voluntad por sentirse presionada y desconocer cómo salir de la situación en la que estaba".

Desde el mismo día de su llegada al club, el 28 de noviembre de 2015, pidió por teléfono ayuda a su familia de Paraguay, que fue quien avisó a la Policía, que se personó en el club el 1 de diciembre, sacando de allí a la joven, que volvió a su país una semana después tras denunciar los hechos.

DELITOS Y PENAS

El fiscal considera que los hechos son constitutivos de un delito de trata de seres humanos y otro de determinación al ejercicio de la prostitución, de los que considera autores a los dos acusados.

Al dueño del club le pide cuatro años de cárcel por el delito de trata de seres humanos y por el ejercicio de prostitución otros tres años de prisión y una multa de 15.000 euros.

Y a la otra acusada le solicita cuatro años por trata de seres humanos y dos por determinación al ejercicio de la prostitución y una multa de 4.500 euros.

Y como responsabilidad civil, el Ministerio Fiscal pide que los dos acusados, de forma conjunta y solidaria, indemnicen a la perjudicada con 5.000 euros por los daños morales.

También el fiscal pide la clausura temporal del establecimiento de Lamadrid durante tres años.

En el juicio del lunes la vista se celebrará en horario de tarde, a las 16.00 horas, porque la víctima testificará desde su país y tiene diferente huso horario.