Fiscalía rebaja la pena a dos de los acusados por robos a chinos

Fiscalía rebaja su petición de pena para dos de los acusados por robos a chinos
EUROPA PRESS
Actualizado 17/03/2015 14:38:06 CET

Al ser inferior a seis años, la pena podrá ser permutada por la expulsión

SANTANDER, 17 Mar. (EUROPA PRESS) -

La Fiscalía y la acusación particular han rebajado de siete a cinco años y medio su petición de pena para dos de los tres principales acusados de cometer una veintena de robos en viviendas de ciudadanos chinos, y también algún español. Al no llegar a los seis años, la pena podrá ser permutada por la expulsión de España de ambos imputados, de nacionalidad colombiana.

En concreto, han rebajado la pena solicitada para los dos hermanos, CA.A. y WA.A., a quienes, por haber reconocido los hechos, piden ahora cuatro años de prisión por el delito de robo y un año y seis meses por el de falsedad documental --portaban pasaportes mexicanos en el momento de su detención--. Antes, se pedía para ellos cinco y dos años, respectivamente.

Sin embargo, ambas partes han mantenido su petición de pena de cinco años por el delito de robo para la que fuera pareja de CA.A. cuando se cometieron los robos --entre junio de 2013 y enero de 2014--, la venezolana YE.M., cuya versión de que "no sabía nada" consideran que "no se sostiene", porque las pruebas muestran que "era muy conocedora y además participaba".

Asimismo, la fiscal y el letrado de la acusación particular, que representa a los ciudadanos chinos que fueron víctimas de los robos, también han mantenido su petición de un año y 11 meses de prisión para la casera del piso en el que vivían los tres anteriores, la ecuatoriana HI.M., a quien consideran "cómplice" de los delitos en los que prestaba "auxilio eficaz y eficiente" al prestar su coche para ello, así como por ayudar a vender algunos objetos robados --ordenadores y joyas--.

Así lo han indicado ambas partes en la lectura de sus informes finales en la tercera y última sesión de este juicio sobre el que dirime el Juzgado de lo Penal número 3 de Santander y en la que la defensa de CA.A. y WA.A. ha manifestado su "conformidad" con las penas de la Fiscalía y la acusación particular, aunque ha insistido en solicitar que ésta, como así permite la ley, sea permutada por la expulsión en la sentencia.

Mientras, la defensa de YE.M. ha vuelto a pedir su libre absolución porque ha afirmado que ella no es culpable de los robos que se le imputan y, además, ha criticado que su acusación se ha sustentado en las declaraciones de los hermanos, su expareja y su excuñado, que están "cogidas con pinzas" y "carecen de verosimilitud".

Por su parte, la defensa de la casera, HI.M., también ha pedido la libre absolución porque "ella no va a asumir ni un sólo día de condena por algo que no ha cometido". Precisamente, esta misma expresión ha utilizado la propia acusada en su derecho a última palabra cuando también ha insistido en que "no conocía lo que hacían estos señores" y ha considerado que "se han confundido" con ella.

El resto de acusados también han hecho uso de este derecho. Los dos hermanos han coincidido en "pedir perdón y disculpas" a las personas a quienes robaron en sus casas, en manifestar que están "muy arrepentidos" y en asegurar que han dicho "la verdad para que se solucione este problema". "La verdad va en beneficio de todos", ha apostillado CA.A.

Pero YE.M. ha censurado la verdad de la que han hablan su expareja y su excuñado, a quienes ha acusado de buscar la expulsión para librarse de cumplir la pena en la cárcel. Ella ha insistido en su inocencia y ha dicho tener "la conciencia bien tranquila" si la condenan o no.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies