Fundación Botín vende Villa Iris y la sala de Pedrueca e invierte 19 millones en 2017

Equipo directivo de la Fundación Botín presenta la memoria de actividades 2017
EUROPA PRESS
Actualizado 13/07/2018 13:12:54 CET

SANTANDER, 13 Jul. (EUROPA PRESS) -

La Fundación Botín ha vendido el edificio Villa Iris y la sala exposiciones de la sede de la calle Pedrueca de Santander, espacio que "no tenía sentido" tras la apertura del Centro Botín en 2017, ejercicio en el que la entidad invirtió un total de 19,5 millones de euros.

De esa cuantía, cerca de 3,5 millones se destinaron a sufragar la construcción del edificio proyectado por Renzo Piano, inaugurado por los Reyes en junio, y el resto a los programas y actividades que desarrolla la Fundación, que han visto mejorado su impacto social.

Si se descuenta el montante del Centro Botín, el presupuesto de la institución creció un 20%, un aumento "muy importante" en un año marcado por dicha inauguración, que supuso "el hito más importante de la historia" de la Fundación, según ha destacado este viernes su director general, Iñigo Sáenz de Miera, durante la presentación de la Memoria de 2017.

Acompañado de los responsables de cada área de trabajo de la entidad, ha declinado desvelar, a preguntas de los periodistas, la cuantía de la venta de Villa Iris y la sala de muestras debido a un "acuerdo de confidencialidad".

Lo que sí ha precisado Sáenz de Miera es que el dinero logrado con la operación se ha destinado en el desarrollo del programa de actividades de la Fundación Botín, y aunque todo "sale del mismo sitio" y va a "un mismo saco", fundamentalmente se ha reservado para el área artística del Centro Botín, que requiere una inversión "muy importante", para mantener así e incrementar la colección.

Tampoco ha querido concretar el director de la institución la cifra total de construcción del Centro Botín tras aportar, el año pasado, cerca de 3,5 millones más al proyecto, cuyo presupuesto inicial se situó en el entorno de los 80 millones de euros.

Contador