El Gobierno cántabro activa un plan para la recogida de la medusa 'carabela portuguesa'

 

El Gobierno cántabro activa un plan para la recogida de la medusa 'carabela portuguesa'

Mediavilla recogiendo ejemplares de la medusa 'carabela portuguesa'.
EP/GOBIERNO CANTABRIA.
Actualizado 30/07/2010 18:02:30 CET

Mediavilla, acompañado por el coordinador de Cruz Roja en Cantabria, recorre la bahía de Santander

SANTANDER, 30 Jul. (EUROPA PRESS) -

El consejero de Presidencia y Justicia y responsable autonómico de Protección Civil, Vicente Mediavilla, ha anunciado este viernes que el Gobierno de Cantabria activará la próxima semana un plan de recogida de 'carabela portuguesa', una especie de medusa que estos días está presente en algunas playas de la región.

A pesar de que la llegada de los ejemplares es "mucho menor" que la de 2008, Mediavilla ha decidido la puesta en marcha del plan por la incidencia de las picaduras en la población, "relativamente alta".

Así, desde el pasado lunes, cuando se produjo la primera, un total de 55 personas han sufrido picaduras, frente a las 58 que se registraron en todo el verano de 2008, cuando se recogieron alrededor de 800 ejemplares de esta especie.

"Son ejemplares sueltos y su recogida no es fácil", afirma el consejero, quien ha explicado que el dispositivo se centrará en "retirar los ejemplares que se encuentren cercanos a las zonas de baño".

El consejero ha decidido la puesta en marcha del dispositivo de recogida tras supervisar hoy las aguas de la bahía de Santander a bordo de una lancha neumática y acompañado por el coordinador de Cruz Roja en Cantabria, Agustín Salán.

Durante la hora en la que navegaron por aguas de la bahía recogieron un total de 4 'carabelas' y, a través de la emisora de la Cruz Roja y del 112, se tuvo constancia de la aparición de otros cuatro ejemplares más, dos en Somo y otras dos en Santander, concretamente en las playas de Peligros y la segunda de El Sardinero.

CAMPAÑA MEDUSAS

Por otro lado, ha señalado que, desde la Dirección General de Protección Civil, se está en "contacto permanente" con el Ministerio de Medio Ambiente, que desarrolla el conocido como 'Campaña Medusas', por lo que se sabe que, de momento, "lo que está llegando a nuestras costas son ejemplares sueltos, que nada tienen que ver con la situación de 2008", ha explicado.

Sin embargo, "la realidad es que están picando bastante", por lo que se va a intentar, afirma el consejero, "reducir al máximo posible la presencia de medusas en nuestras playas".

En concreto, la Dirección General de Protección Civil trasladará a todos los servicios de salvamento y rescate en playas que cuenten con embarcación la conveniencia de realizar un "rastreo" al inicio de la jornada de vigilancia, a las 11:30 horas, así como a los servicios de limpieza municipales cribar la zona intermareal y, especialmente, aquéllas en las que haya aparecido algún ejemplar.

De este modo, los trozos de 'carabela' que pudieran quedar sueltos, se mezclan con la arena, que es un abrasivo, y se diluye el veneno.

Paralelamente, embarcaciones de las agrupaciones de voluntarios de Protección Civil y del 112, manejadas por personal de la Federación Cántabra de Salvamento y Socorrismo, y de Cruz Roja rastrearán las aguas de las playas de la región con el objetivo de extraer las medusas del agua y dar, en caso de avistamiento, aviso al 112 para su traslado a los socorristas de las playas cercanas.

AVISO A LA POBLACIÓN

Hasta ahora, cuando el servicio de salvamento y rescate en playas tenía constancia de alguna picadura y avistaba algún ejemplar, se izaba la bandera amarilla o roja, según el caso.

A partir de la semana que viene, la Dirección General de Protección Civil hará llegar a todos los puestos de socorristas una bandera específica, que alerte de la existencia de medusas en los arenales, para que, según Mediavilla, "no se produzcan confusiones sobre el motivo de la existencia de una bandera amarilla".

Ésta será por mala mar y, en caso de existencia de 'carabela portuguesa' o medusas, se izará una bandera específica, "que no dé lugar a equívocos".

INDICACIONES

Además, se trasladará a los coordinadores de las playas, los ayuntamientos costeros y la Policía Local una serie de recomendaciones de carácter preventivo, para prevenir las picaduras, en primer término, y actuar correctamente si se producen, en segundo.

Las indicaciones pasan por el uso abundante y regular de cremas solares, especialmente en los niños, que constituyen el primer grupo de riesgo.

En caso de sufrir la picadura, el protocolo para la 'carabela portuguesa' y las diferentes especies de medusa es el mismo. Lo primero es acudir al servicio de socorristas más cercano, o en su caso llamar al 112.

En el caso de encontrarse en alguna playa sin servicio de salvamento, lavar la zona con agua marina, nunca con agua dulce, quitar los restos con pinzas y, posteriormente, aplicar una bolsa de frío.

Es importante tener en cuenta que el área que haya sufrido la picadura no debe tener contacto con agua dulce, por lo que, de usar hielo, éste ha de estar contenido en una bolsa. Además, es desaconsejable rascarse la zona.

Una vez concluido este proceso, si la herida producida es abierta, debe desinfectarse con yodo o agua oxigenada, hasta que cicatrice. En estos casos, es importante acudir al centro sanitario más cercano lo antes posible.

Además de los colectivos de mayor riesgo (niños, ancianos, personas alérgicas, asmáticas y con problemas cardiovasculares), se pide especial precaución a aquellas personas que hubieran sufrido una picadura previa este mismo verano, ya que en estos casos se pueden agravar los efectos de la picadura.

La actualidad más visitada en EuropaPress logo: La actualidad más vista
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies