El Gobierno considera "injustificadas" las críticas de Andarivel y reitera que la RSB es una "prioridad"

Publicado 27/07/2016 18:00:02CET

Afirma que se trabaja para ofrecer respuestas a las personas en situación de vulnerabilidad de forma "rápida, eficaz y eficiente"

SANTANDER, 27 Jul. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno de Cantabria considera "injustificadas" y "sin fundamento" las críticas vertidas por el colectivo Andarivel con respecto a la renta social básica (RSB), ya que la mejora de esta prestación ha sido un "objetivo prioritario" del actual Ejecutivo regional, asumido como un "compromiso de legislatura", del que "se ha venido ofreciendo información cumplidamente y de forma periódica".

Con respecto a las cifras ofrecidas por Andarivel, desde el Instituto Cántabro de Servicios Sociales (ICASS), se señala que en estos momentos son 5.485 los beneficiarios de la RSB, no 4.764 como manifestó este colectivo, y que además están sometidos a unas revisiones periódicas, de ahí la actualización constante de estas cifras.

Por lo que respecta a los tiempos de resolución, desde el ICASS se asegura que la tramitación media oscila sobre los tres meses, frente a los seis meses de hace un año, a pesar de contar en la actualidad con un volumen mayor de expedientes al incrementarse el número de beneficiarios. A pesar de esta evolución positiva de los tiempos de resolución, en la búsqueda constante de la mejora, el ICASS se fija como objetivo de legislatura un tiempo de resolución de 45 días.

Por lo que respecta a las críticas sobre la burocracia que rodea la tramitación de la RSB, la directora del ICASS, Felisa Lois, insiste en que se ha tratado de facilitar al máximo la solicitud de la renta, pero existen una serie de requisitos de obligado cumplimiento como pueden ser el sellado del paro o el empadronamiento, según recoge la Ley y que además son de competencia municipal.

Además, ha añadido que con el objetivo de conseguir una tramitación más eficiente y rápida, en el ICASS se ha creado un punto de información que ofrece asesoramiento integral sobre la RSB.

La directora de ICASS señala en un comunido de prensa que la RSB no es un "fin en si mismo", y los ciudadanos que la reciben son "los primeros interesados en dejar de ser prestatarios de la misma", pero mientras eso ocurre, "nuestra obligación es seguir mejorándola, facilitar el acceso a la misma, y asegurar los recursos económicos necesarios para garantizarla, y que la ciudadanía tenga la certeza de que llegan a los que más lo necesitan".

Lois ha asegurado que "el fin último es conseguir que todos los ciudadanos que se encuentran en situación de vulnerabilidad tengan una respuesta por parte de la Administración de forma rápida, eficaz y eficiente". Por este motivo ha señalado que, desde el ICASS, "se sigue trabajando para conseguir cada vez mejores resultados".

Lois ha afirmado que "nuestra obligación como gobierno" es garantizar las prestaciones a aquellos ciudadanos que lo necesitan y a velar por que los recursos lleguen a donde tienen que llegar.

La directora del ICASS ha señalado que el actual Ejecutivo regional ha colocado, desde un principio, como "prioridad" de su labor de Gobierno las políticas sociales y se han introducido "numerosos cambios para revertir las políticas del PP, reduciendo la burocracia y los tiempos de espera, adecuando la dotación económica y buscando una mayor coordinación" con los Servicios Sociales de Atención Primaria.

Cambios que han supuesto la simplificación y agilización del procedimiento administrativo en la tramitación de la renta social básica; a través del estudio y desarrollo de un instrumento marco común para la elaboración y aplicación de los convenios de Incorporación Social e incorporando el criterio ponderativo del interés superior del niño en los casos en los que sea necesario proceder a las suspensión y/o extinción de la renta social básica a familias con menores a su cargo.

Según la directora del ICASS, Estas actuaciones permitirán actualizar el modelo de renta que se quiere obtener, partiendo de lo recogido en la Ley de Derechos y Servicios Sociales de Cantabria, para una posterior elaboración de una Ley de Renta Social Básica.

Felisa Lois ha recordado que, en la pasada legislatura, el cobro de la Renta Social Básica se suspendía a los 24 meses "dejando a su suerte a muchas familias que perdían, así, su única garantía de ingreso económico". Hoy esta suspensión se ha eliminado y la RSB se mantiene mientras persista la situación de necesidad.