El Gobierno deberá devolver a Marina de Cudeyo 398.200 euros de proyectos de Corporaciones de 2016

Publicado 10/02/2018 18:29:39CET

SANTANDER, 10 Feb. (EUROPA PRESS) -

La Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Superior de Justicia de Cantabria (TSJC) ha condenado al Gobierno regional a devolver al Ayuntamiento de Marina de Cudeyo la subvención de cuatro proyectos de Corporaciones Locales de 2016 que le fue revocada por el Servicio Cántabro de Empleo por haber realizó el proceso de selección de desempleados mediante un sorteo.

En la sentencia, fechada el 31 de enero, se condena al Ejecutivo regional a devolver al Consistorio los 398.200 euros correspondientes a la subvención de esos cuatro proyectos para contratar desempleados y que el Emcan le quitó a través de una resolución el 11 de julio de 2016 al considerar que, al haber hecho el sorteo, no se habían cumplido los requisitos establecidos para el procedimiento de selección del personal.

Ante esa resolución, el Consistorio presentó un recurso de alzada el 18 de julio que fue desestimado, por lo que recurrió el 7 de marzo de 2017 ante la sala de lo Contencioso Administrativo del Tribunal Superior de Justicia de Cantabria, que ahora le da la razón y el derecho de cobro de la cantidad de 398.200 euros, más los intereses legales incrementados en un 25 por ciento, al tiempo que impone las costas del proceso al Gobierno de Cantabria.

En la sentencia, contra la que cabe recurso, se explica que, para hacer el sorteo para la selección, el Ayuntamiento de Marina de Cudeyo elaboró primero una lista de profesionales que necesitaba contratar para la ejecución de los cuatro proyectos y que remitió a las oficinas de empleo correspondientes.

Con ese listado, en el que había tres aspirantes por puesto, el Consistorio convocó un sorteo el 26 de abril de 2016 en el pabellón municipal y rifó a los candidatos a cada puesto según su titulación, seleccionando un titular y un sustituto.

En el momento de justificar las obras subvencionables, es cuando el Gobierno de Cantabria, por la denuncia de una de las desempleadas no seleccionadas en el sorteo, considera que el Ayuntamiento no ha seguido el procedimiento descrito en la orden de subvenciones y alega que se debía haber realizado una entrevista a los candidatos.

Tras examinar el contenido de las bases de la convocatoria para poder imputar al municipio un posible incumplimiento, la sentencia recoge que "no establecen un precepto específico de reglas para la selección de aspirantes".

Y, añade, que "únicamente se fija como norma" que es competencia de las entidades beneficiarias realizar la selección de los candidatos, "sin regla ni proceso específico señalado", y comunicarlos a las oficinas de empleo.

A juicio del tribunal, todos estos requisitos se han cumplido por el Ayuntamiento de Marina de Cudeyo por lo que no es aplicable ninguna de las causas que sirvieron para motivar la resolución impugnada. Aunque indica que en la posterior convocatoria de las subvenciones, la de 2017, ya administración regional ya establece unas reglas para el procedimiento de selección.

El equipo de Gobierno (PRC-PSOE) del Ayuntamiento de Marina de Cudeyo ha mostrado en un comunicado su "satisfacción" por la resolución del tribunal y ha defendido que, para la selección de personal a través del sorteo, "en todo momento nos guió la honestidad a la hora de tomar decisiones, también nuestras firmes convicciones democráticas, y el respeto a la ley".

"Y, como no, al Estado de Derecho, que entendemos que es un instrumento para lograr más libertad, más igualdad, y más democracia, algo que por desgracia no ha sido el interés de la Dirección General del Servicio Público de Empleo, ni de la Consejería de Economía y Hacienda, ni de una elite funcionarial y política, ni tampoco de los grupos de la oposición en Marina de Cudeyo, en especial el PP, que trató de hacer un doble juego actuando contra los intereses del Ayuntamiento, para su propio beneficio, al margen del interés municipal y de los propios trabajadores afectados", añaden desde PRC-PSOE.