El Gobierno instala medidas protectoras en Bejes y La Hermida ante la caída de piedras

Caída de piedras sobre la calzada
GOBIERNO
Publicado 09/04/2014 15:54:28CET

Coloca una pantalla de 65 metros al pie de la montaña, encima del pueblo, y dos más en los accesos, y repara la malla de contención

SANTANDER, 9 Abr. (EUROPA PRESS) -

La Consejería de Obras Públicas y Vivienda del Gobierno de Cantabria está instalando medidas protectoras en Bejes (Cillorigo de Liébana) y en su acceso desde La Hermida para mejorar la seguridad de vecinos y vehículos, evitando el impacto de la caída de piedras sobre el pueblo y la calzada.

El departamento que dirige Francisco Rodríguez ha respondido así a la petición del Ayuntamiento y el alcalde, Jesús María Cuevas, ante la peligrosidad por la caída de piedras en este núcleo de Picos de Europa. Este peligro se ha visto aumentado desde el pasado diciembre, tras un incendio en las cercanías del pueblo que eliminó la vegetación en la montaña, lo que facilita la caída de piedras que dejaron de estar retenidas.

El regidor ha valorado la "rápida" respuesta de la Consejería y que la adjudicación de los trabajos se haya realizado "en un par de meses"· "El peligro de desprendimiento era real y había provocado varios sustos en Bejes", ha apostillado el regidor, antes de destacar que las obras "marchan a buen ritmo".

Según ha explicado el Gobierno en nota de prensa, la Consejería remitió varios técnicos a Bejes para que, en compañía del presidente de la Junta Vecinal, Rafael Ruiz, estudiaran la situación del terreno. Poco después, comenzaron las actuaciones, entre ellas la colocación de una pantalla dinámica de 65 metros de longitud, al pie de una canal en la montaña, justo por encima del pueblo, con el fin de "minorar la peligrosidad".

Con respecto al acceso, existían otras dos canales donde se producían caídas de piedras y donde se están colocando dos tramos de pantallas de 20 y 40 metros de longitud.

El Ejecutivo, además de la instalación de estas nuevas medidas protectoras, ha reparado el tramo de malla de contención de rocas del margen de la carretera de acceso a Bejes que fue colocada en su día, ya que se encuentra "muy deteriorada". La longitud reparada de esta malla es de unos 80 metros.

BEJES

Bejes, situado en los Picos de Europa, tiene un entorno rocoso y escarpado. Su acceso está condicionado por el terreno y dependiendo de la época y climatología, se producen caídas de piedras desde la montaña hacia el pueblo y también en algunos puntos de su acceso.

La peligrosidad ha ido aumentando, ya que a partir del pasado mes de diciembre, al producirse un incendio en las cercanías del pueblo que eliminó la vegetación en la montaña, se ha facilitado la caída de piedras que dejaron de estar retenidas.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies