Gobierno y Ribamontán al Monte estudian impulsar una senda en la ría de Cubas

Martín se reúne con el alcalde de Ribamontán al Monte
GOBIERNO
Publicado 08/01/2018 14:29:34CET

SANTANDER, 8 Ene. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno de Cantabria y el Ayuntamiento de Ribamontán al Monte están estudiando impulsar una senda para poner en valor la ría de Cubas, en la desembocadura del río Miera.

El consejero de Innovación, Industria, Turismo y Comercio, Francisco Martín, y el alcalde de Ribamontán al Monte, Joaquín Arco, han mantenido este lunes la primera reunión para estudiar el proyecto.

Se trata de un camino peatonal de dos kilómetros, de árido y grava compactado, desde el antiguo embarcadero de Cubas hasta Suesa que pondrá en valor el paisaje de la desembocadura del Miera, desde tierra.

El alcalde ha indicado que se trata de un área "escasamente conocido y que atesora una belleza que enriquecería el patrimonio paisajístico de la zona".

Arco ha asistido a la reunión con Martín acompañado del concejal de Obras, Fernando González Mazas; el técnico municipal Manuel Albo y el arquitecto José Alba Revuelta, este último asesor colaborador del proyecto.

Tanto Martín como Arco han reconocido la necesidad de contar con la opinión de la Confederación Hidrográfica para llevar a cabo este proyecto. Para ello, representantes municipales esperan reunirse próximamente con sus responsables para adaptarlo a los requerimientos técnicos que el organismo fluvial determine, así como con Medio Natural, dependiente de la Consejería de Medio Rural.

Martín ha considerado la iniciativa como "algo muy positivo que sin duda contribuirá a enriquecer el atractivo turístico de este territorio", consideración con la que ha estado de acuerdo el alcalde que ha añadido a la aportación turística la importancia de vertebrar una red de comunicaciones con el municipio de Ribamontán al Mar que se añadiría a los carriles que Obras Públicas lleva a cabo hasta Hoz.

El consejero y el alcalde tendrán en cuenta para la redacción del proyecto el hecho de que la zona está declarada Lugar de Interés Cultural (LIC) y uno de los objetivos incluirá que la senda sea sostenible y al mismo tiempo que contribuya al conocimiento, respeto y protección del entorno natural.