Los grupos coinciden en que el modelo de formación para el empleo no funciona

Actualizado 05/03/2018 12:41:33 CET

Rechazada una iniciativa del PP que pedía la participación de las empresas del sector en el diseño de la oferta formativa

SANTANDER, 5 Mar. (EUROPA PRESS) -

El Pleno del Parlamento ha rechazado este lunes la proposición no de ley (PNL) del PP que pedía la participación de las empresas de formación en el diseño de la oferta de cursos para desempleados y trabajadores en activo, y ello pese a que durante el debate, todos los grupos han coincidido en que el sistema de formación para el empleo en Cantabria "no funciona", aunque discrepan en los motivos.

La iniciativa, de la que ha sido ponente el diputado del PP Eduardo Van den Eynde, exdirector del Servicio Cántabro de Empleo (SCE), únicamente ha sumado el apoyo de Ciudadanos (Cs), mientras que el PRC y PSOE han votado en contra y se han abstenido Podemos y Juan Ramón Carrancio, exdiputado de Cs (Grupo Mixto).

El PP pedía que se convoque de nuevo la mesa de trabajo entre los responsables del SCE y los representantes de la Comisión de Formación de CEOE-CEPYME para trabajar conjuntamente en el diseño de la oferta formativa para ajustarla lo más posible a la demanda del mercado
laboral; desarrollar campañas de difusión de las acciones de formación profesional; y diseñar un sistema de financiación que no penalice a las entidades formativas ni comprometa su viabilidad como empresas.

Van den Eynde ha dicho que el Gobierno está "llevando a la ruina" a esas entidades colaboradoras, "autónonos y pequeñas empresas" a las que debe dinero y a las que niega la participación en el diseño de la oferta pese a que son las únicas que pueden impartir este tipo de formación y las que mejor conocen las necesidades del mercado laboral.

Ha dicho que el modelo de formación para el empleo es "más viejo que cascorro, muy antiguo" y "no funciona", y ha reconocido que en muchas casos la oferta de cursos es "descabellada" pero ha recalcado que "es culpa de la administración".

Víctor Casal (PSOE) y Teresa Noceda (PRC) han opinado que la iniciativa del PP es un "despropósito" porque la normativa actual fue "impuesta" por el Gobierno de Rajoy en 2015 vía real decreto y en su opinión es la causa de que el sistema de formación para desempleados no funcione de forma eficaz.

Han destacado que el Gobierno PRC-PSOE está trabajando en un plan de difusión de la oferta formativa y "poniendo los medios" para que el sistema de orientación "vuelva a ser una realidad" después de que el PP cesara a 34 orientadores la pasada legislatura.

Carrancio ha votado en contra porque en su opinión no tiene sentido mejorar un sistema que "no funciona". Por su parte, Rubén Gómez (Cs) ha recalcado que los cursos de formación para desempleados y activos "no están adaptados a las necesidades del mercado laboral de Cantabria", y se ha abstenido porque aunque la PNL "no es la solución a los problemas del sistema, es un primer paso".

José Ramón Blanco (Podemos) ha dicho que "hay que cambiar el modelo de arriba a abajo" y ha defendido la formación para el empleo desde los centros integrados. "Hay esa intención por parte del Gobierno pero se queda en declaraciones de intenciones y nunca acaba de bajar a la realidad", se ha quejado.

El portavoz del PP les ha replicado que "no han entendido" el sentido de la iniciativa, que pretende que las empresas del sector "tengan viabilidad mientras se cambia el modelo".