La Guardia Civil alerta del timo del "buen samaritano" e imputa como autores a dos hombres en Reinosa

Actualizado 18/05/2012 17:35:08 CET

SANTANDER, 18 May. (EUROPA PRESS) -

La Guardia Civil ha alertado sobre el timo conocido como del "buen samaritano" al tiempo que ha informado de que se ha imputado de su autoría a dos hombres, uno natural de Cuba y el otro de México, por intentar apoderarse de 4.000 euros que una mujer había sacado de una entidad bancaria de Reinosa tras pincharle las ruedas de su vehículo, hechos que ocurrieron el pasado 10 de mayo.

La forma de actuar en este tipo de delitos consiste en que los presuntos autores entran en una entidad bancaria y permanecen en ella mirando folletos o realizando gestiones de poca importancia, al tiempo que están pendientes de las operaciones que realizan los clientes, especialmente de las de elevada cuantía, como en este caso.

Después, siguen discretamente a la víctima para no ser descubiertos y, cuando se sube al coche, aprovechan para pinchar una de las ruedas. En este caso, el neumático presentaba un corte de unos cuatro centímetros.

Cuando la víctima nota el pinchazo, uno de los "timadores" se acerca para ofrecer ayuda, mientras que el otro aprovecha la distracción para abrir la puerta del lado contrario y sustrae el sobre con el dinero o el bolso, sin que aquella se dé cuenta.

En el caso de Reinosa, los imputados no consiguieron su propósito, ya que la mujer estacionó cerca de su puesto de trabajo y salió un compañero suyo para prestarla ayuda, dando así al traste con las intenciones de los acusados, que abandonaron el lugar.

OTRAS VÍCTIMAS

La Guardia Civil no descarta que se repitan acciones similares, por lo que advierte de que las operaciones bancarias se realicen con la "máxima confidencialidad posible", y de que se compruebe, al salir de la entidad, si nos sigue alguna persona, aunque suelen tener fuera de la sucursal otros apoyos.

Recomienda que si se nota una rueda pinchada, antes de bajar del vehículo se compruebe que no hay nadie en las inmediaciones que le observe o que se acerque para ayudarle y que, una vez fuera del coche, cuando se esté cambiando la rueda, se cierre el vehículo con llave para evitar el hurto.

Señala por último que, en caso de que se sospeche ser víctima de un timo de este tipo ú otros, se llame a las fuerzas de seguridad y se retenga la mayor cantidad de datos posibles de los autores.