Guimerans: "Con Diego, Arasti y Calderón, Golden Line era la crónica de una muerte anunciada"

Los socialistas se reúnen con representantes de los trabajadores de Golden Line
PSOE
Actualizado 17/12/2013 22:27:09 CET

SANTANDER, 28 Nov. (EUROPA PRESS) -

"Con Ignacio Diego y Eduardo Arasti en Cantabria e Ildefonso Calderón en Torrelavega, Golden Line era la crónica de una muerte anunciada", ha aseguró este jueves el diputado socialista Juan Guimerans, tras la sentencia que avala el traslado a Valladolid de los 152 trabajadores de Konecta (de Golden Line hasta el 30 de septiembre) en Torrelavega.

Guimirans ha recalcado que, "desde el principio", los socialistas han estado a disposición del Gobierno para colaborar en la solución de un problema que afecta a 152 personas, en su mayoría mujeres jóvenes, que ahora se encuentran "sin esperanza alguna y ante un mercado laboral totalmente deprimido".

El socialista recuerda en un comunicado de prensa que, en reiteradas ocasiones, su grupo ha llevado al Parlamento "su preocupación" por esta empresa y así se lo hicieron saber al Gobierno pidiéndole hacer todos los esfuerzos posibles para que Konecta permaneciera en Cantabria.

"Incluso, depositamos nuestra confianza en el Gobierno para no generar dificultades a lo largo de este objetivo. Ha pasado el tiempo y el Gobierno parece tener soluciones para otras empresas, pero no para Golden Line y sus 152 trabajadores en una comarca en situación de emergencia económica, laboral, empresarial y social insoportable y que se va a incrementar con la caída de esta nueva empresa", ha lamentado.

Guimerans reitera el compromiso de los socialistas con estos trabajadores y en este sentido asegura que "seguiremos estando a disposición de los trabajadores para tratar de resolver esta situación y, juntamente con los sindicatos que los representan, intentaremos poner en marcha cuantas iniciativas sean necesarias para revertir esta realidad".