Hallan en un eucaliptal cántabro a un niño de 4 años sustraído en Portugal por su padre

Rdo. Nota De Prensa Guardia Civil (Encontrado En Un Eucaliptal De Cantabria A Un
GUARDIA CIVIL
Actualizado 08/01/2018 12:36:35 CET

El progenitor, que reside en Holanda, acompañaba al menor y fue detenido, mientras que la madre había denunciado los hechos en el país luso

SANTANDER, 8 Ene. (EUROPA PRESS) -

La Guardia Civil ha detenido en Cantabria a un hombre de 48 años, natural de Portugal y residente en Holanda, como presunto autor de un delito de sustracción de un menor, al no haber entregado a su hijo -de 4 años- a la madre, hecho que tenía haberse realizado el pasado 3 de enero en Portugal.

El progenitor fue localizado junto al pequeño en una zona de eucaliptos en la localidad cántabra de Argomilla de Cayón, cuando el vehículo en el que viajaban quedó atrapado en una pista forestal. Ambos habían salido del país luso hasta la frontera con Francia, donde se dieron la vuelta para terminar en la zona boscosa donde fueron localizados.

Gestiones de los agentes de la Benemérita permitieron averiguar la situación en que se encontraba el menor, que no podía abandonar el país vecino. Previamente, el Instituto Armado fue alertado por el 112 de que una persona portuguesa viajaba con su hijo en un vehículo, que se encontraba atrapado en un pista forestal de la zona de Argomilla de Cayón. El afectado no pudo precisar más información, sólo que veía luces del pueblo a lo lejos.

Varias patrullas iniciaron batidas por los montes de la citada población, y localizaron al padre y al hijo en una zona boscosa de eucaliptos, "apartada e inaccesible" para vehículos tipo turismo como en el que viajaban y con el que habían quedado atrapados sin poder continuar. Ambos, se encontraban en perfecto estado, ha informado la Guardia Civil.

VERSIONES INCOHERENTES

Según la Benemérita, el hombre dio explicaciones "incongruentes y contradictorias" sobre por qué se encontraba en esa zona. Esto, unido a que el menor estaba indocumentado, hizo sospechar a los guardias civiles, quienes una vez auxiliaron el vehículo con la ayuda de un todoterreno, trasladaron al padre e hijo a dependencias policiales para tratar de averiguar lo que sucedía.

Además, una vez que la Guardia Civil contactó con la madre, constataron que no sabía que el menor y su progenitor se encontraban en España, y que había denunciado el pasado 3 de enero la no entrega del pequeño en Portugal por parte del padre.

VIAJARON HASTA LA FRONTERA CON FRANCIA

Otras indagaciones establecieron que el vehículo en que viajaban había sido alquilado en Portugal y llegó a España a través de Salamanca, para continuar hasta la frontera con Francia, donde se dieron la vuelta, para llegar a Vizcaya y entrar en Cantabria, donde se adentraron por carreteras comarcales, caminos vecinales y pistas forestales, donde quedaron atrapados por el barro.

Finalmente, se constató con la Oficina de Coordinación de la Gendarmería Nacional de Portugal que el menor no podía salir de ese país, así como que la madre había interpuesto dos denuncias por la no devolución del niño, por lo que se procedió a la detención del hombre como presunto autor de un delito de sustracción de menor.

En pequeño fue entregado a su madre, quien se acercó a las dependencias de la Guardia Civil Solares (Cantabria), acompañada por agentes del Cuerpo para recoger a su hijo y regresar nuevamente a Portugal.

En esta actuación han intervenido efectivos de la Guardia Civil de Solares y El Astillero, y las diligencias instruidas junto con el detenido han sido entregadas en el Juzgado de Medio Cudeyo.