Un centenar de agentes buscan por Liébana al huido tras atrincherarse y se espera la llegada de más efectivos

Casa de Turieno en la que un hombre se ha atrincherado
112 Cantabria
Actualizado 18/07/2018 14:57:37 CET

El hombre es "extremadamente peligroso" y podría ir armado

SANTANDER, 18 (EUROPA PRESS)

Revilla tacha el dispositivo policial de "chapuza total" en un tuit y lo borra poco después

Cerca de un centenar de agentes de la Guardia Civil y otros Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado buscan por la comarca cántabra de Liébana al hombre huido a primera hora de esta mañana, después de permanecer desde anoche y durante toda la madrugada atrincherado en su casa en la localidad de Turieno, en Camaleño, disparando contra los efectivos.

El sospechoso, J.S.G, de 58 años de edad, se fugó de la vivienda después de que un efectivo resultara herido leve por un disparo en el pie. El amplio dispositivo desplegado, con patrullas y unidades especializadas de la Benemérita desplazadas desde la región y el resto del país, podría verse ampliado con más dotaciones, según ha indicado a Europa Press el alcalde del municipio, Óscar Casares.

Así, a los cerca de cien agentes que buscan "sobre el terreno", en los montes y bosques cercanos al lugar de los hechos, se sumarían nuevos efectivos de cuerpos especializados procedentes de Logroño, así como el helicóptero o perros adiestrados.

El regidor ha reconocido en declaraciones a esta agencia que se trata de un dispositivo "muy importante", ante un suceso "inédito", tanto en la localidad como en el resto del valle lebaniego, ya que según sus cálculos habría que remontarse cerca de medio siglo para encontrar un caso similar.

Así, los habitantes de Camaleño -donde viven unas cien personas, el mismo número prácticamente que efectivos desplazados a la zona- han pasado toda la noche en sus casas, escuchando tiros y con "muchísimo miedo".

Y "siguen con miedo" y "preocupación" pues el hombre, vecino del pueblo, ha logrado escapar. Así, está "fugado" y se supone también que armado, es decir, que llevaría consigo la escopeta con la que efectuó los disparos pues no se ha encontrado en el interior de la vivienda después de que lograra "escabullirse".

Se trata de un hombre que "lleva toda la vida metido en temas de drogas" y "trapicheando", ha apuntado Casares, que ha indicado no obstante que pese a que tenía "antecedentes", no había pasado "nada que indicara que se podía llegar a esto".

En cuanto a los residentes, el alcalde ha explicado que ya tienen libertad para entrar y salir de sus casas, y la única recomendación que se ha dado a los habitantes de la localidad y la comarca que eviten los montes de Camaleño y Potes mientras no se encuentre al hombre fugado.

Y en caso de que le vean, se aconseja evitar acercarse o entablar contacto con él, ya que está calificado como "extremadamente peligroso". En su lugar, se recomienda dar parte del hallazgo, visando a la Guardia Civil o resto de Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado o llamando a Emergencias al 112.

Previamente, durante la madrugada, se han adoptado otras medidas a petición de los agentes actuantes, que han solicitado al Ayuntamiento el apagado del alumbrado público para protegerse, pues el hombre -que llamó a la Benemérita a las 20.30 horas y requirió su presencia en el domicilio- estaba recibiendo "a tiros" a los efectivos que iban llegando al lugar.

Finalmente, el alcalde de Camaleño espera que el implicado "recapacite", se dé cuenta de lo que ha hecho y se entregue o, en su defecto, que los agentes le puedan encontrar. En este sentido, ha admitido que la búsqueda es "muy difícil", pues en la zona hay bosques "muy tupidos y frondosos".