El ICASS instala un desfibrilador en la sede administrativa de General Dávila

 
Consulta el estado del tiempo
Consulte el estado del Tráfico y del Tiempo para estos días >>
Consulta el estado del tráfico

Hay 280 empleados y recibe 350 usuarios al día

El ICASS instala un desfibrilador en la sede administrativa de General Dávila

Desfibrilador en un aeropuerto
AENA
Publicado 15/10/2016 11:11:55CET

El objetivo del Ejecutivo es crear un espacio cardioprotegido en una de sus instalaciones con mayor afluencia de personal

SANTANDER, 15 Oct. (EUROPA PRESS) -

El Instituto Cántabro de Servicios Sociales (ICASS) ha instalado un desfibrilador en la sede administrativa de General Dávila, en Santander, con el objetivo de crear un espacio cardioprotegido en el edificio donde se ubican sus instalaciones y en el que trabajan 280 empleados pertenecientes tanto al propio ICASS como a la Dirección General de Política Social, la Dirección General de Organización y Tecnología, y el Servicio Cántabro de Empleo.

Además, este edificio recibe cada día la visita de 350 ciudadanos para recibir información o realizar gestiones relacionadas con los servicios que allí presta la Administración regional, informa el Gobierno en un comunicado.

La instalación de desfibriladores externos semiautomáticos y la formación exigida al personal que los utilizará quedó regulada en Cantabria en el año 2009 y, a día de hoy, dentro de la Administración Pública regional cuentan con uno las dependencias de la Consejería de Sanidad en Santander, la Estación de Alto Campoo, dependiente de Cantur, y el Palacio de Festivales, entre otras.

Los desfibriladores son capaces de analizar el ritmo cardiaco, identificar arritmias mortales tributarias de desfibrilación e informar cuando es necesario realizar una descarga para establecer un ritmo cardiaco viable.

Por eso, la instalación de uno de ellos en dependencias públicas a las que acuden un importante número de personas, bien a trabajar o a realizar gestiones, puede suponer la diferencia entre salvar o no una vida en caso de parada cardíaca.

Actualmente el ICASS cuenta con 12 personas acreditadas para su utilización en caso de emergencia.

El uso del desfibrilador, según establece la normativa autónoma, va acompañado de manera inmediata de la comunicación al servicio del Centro Coordinador de Urgencias (061) de Cantabria, con el fin de activar de manera urgente toda la cadena de supervivencia y garantizar la continuidad asistencial y el seguimiento médico de la persona afectada.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros, puedes ver nuestra política de cookies -
Uso de cookies