Inaugurada en La Vidriera la muestra 'Área de Servicio' de Luis López Lejardi, una artista que "abre caminos"

Inauguración de la muestra.
EP(CAMARGO
Actualizado 26/01/2011 17:23:38 CET

CAMARGO, 26 Ene. (EUROPA PRESS) -

El alcalde de Camargo, Angel Duque, inauguró anoche en el Centro Cultural La Vidriera la exposición 'Área de Servicio', de Luis López Lejardi, un artista del municipio con muchos años de trayectoria que, según destacó el primer edil, "se ha caracterizado por abrir caminos, por buscar nuevas fórmulas tratando de descubrir tendencias en la expresión artística".

Duque resaltó tanto la faceta personal de Luis López Lejardi, un vecino de Maliaño "muy querido en su entorno", como la artística, y le animó a "seguir trabajando, luchando y poniendo sobre la mesa sus cualidades, que son muchas".

"Como artista, te merecías que Camargo hiciera el esfuerzo de poner a tu disposición nuestra mejor sala para que tu obra brille aquí con todo su esplendor", afirmó el alcalde ante el escultor y el numeroso público que le arropó en la inauguración de la exposición 'Area de Servicio'.

Con esta muestra, que se puede visitar hasta el 24 de febrero de lunes a viernes en horario de tarde (17-21 h), La Vidriera abre de nuevo su espacio expositivo a los artistas de Camargo o vinculados a este Ayuntamiento, como hizo recientemente con la exposición del escultor y profesor de La Vidriera Daniel Rodríguez Martín.

Luis López Lejardi expuso por primera vez en el centro cultural de Maliaño en el año 1995. Sus trabajos giran alrededor de la relación objeto-volumen, fiel a un lenguaje muy personal y transgresor que se aproxima al minimalismo y el arte povera, ya que utiliza materiales de desecho como el caucho junto con otros objetos como señales de tráfico con los que juega para crear nuevos conceptos.

OBJETO Y ESPACIO

López Lejardi ha desarrollado su trabajo a lo largo de los últimos veinte años en torno a la escultura, centrándose especialmente en el objeto y el espacio escultórico vertebrados en torno a la idea de unión y de reunión de elementos en un todo final.

El trabajo que Luis López Lejardi presenta en la exposición 'Area de Servicio' está formado por más de una veintena de conjuntos de piezas o elementos visuales que se reúnen para generar otros objetos desde los que proyectar nuevas ideas y plantear la circulación, entendida ésta como tránsito y movimiento.

De todos los elementos de los que se sirve el artista para la elaboración de su sintaxis, los que remiten a la circulación son los que sostienen el grueso del discurso: gomas, vidrios, puertas y otras partes desmembradas de automóviles así como señales de tráfico que mantienen su condición de material real, sin disfraces, pero con carácter simbólico.

El artista utiliza vínculos, conexiones, estrategias de hibridación, construcción o deconstrucción, cercanas a los postulados de reconocidos representantes del arte povera de finales de los años 70, caracterizado fundamentalmente por el uso de materiales de desecho o en desuso, "pobres", de fácil obtención, al alcance de cualquier mano y alejados de la suntuosidad y perfección de materiales como el marfil o el mármol.

LENGUAJE "DEMOLEDOR"

En el catálogo de la exposición, editado por la Concejalía de Cultura, el artista Raúl Hevia define el lenguaje de López Lejardi como "persuasivo, conciso, tremendamente implacable y también demoledor".

Un lenguaje caracterizado por la apropiación y el cambio o intercambio de sentido de los materiales y las confusiones, "buenas confusiones", que se establecen entre ellos.

Raúl Hevia destaca la maestría del contraste a nivel de texturas, colores y materiales, "a medio camino entre la claridad rotunda (en cuanto clarividente) y ese monocromo barroco (en cuanto alegórico), siniestro, que lo inclina decididamente al quiebro, a la ruptura, al trauma".

En su opinión, López Lejardi plantea esta particular 'área de servicio' como un lugar de "interferencias", no sólo de los materiales sino también de las metáforas y de la mirada, un área para lo simbólico.

Luis López Lejardi, Premio de Escultura Jesús Otero en 1998, ha realizado exposiciones individuales en La Vidriera, las Galerías Siboney y Zoom, el Bar Minimal de Maliaño y el Museo de Bellas Artes de Santander.

Asimismo, ha participado en exposiciones colectivas en el Museo de Bellas Artes, Palacio La Torre, La Casona de Reinosa, Galería Índice de Torrelavega, el Centro Cultural de Caja Cantabria, Sala Luz Norte, el Palacio de Sobrellano en Comillas, la Sala Mauro Muriedas de Torrelavega y el Palacete del Embarcadero, entre otras muchas.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies