La Inspección de Trabajo paralizó 54 obras en Cantabria hasta septiembre ante la falta de medidas de seguridad

Actualizado 22/01/2007 13:53:50 CET

SANTANDER/MADRID, 22 Ene. (EUROPA PRESS) -

La Inspección de Trabajo y Seguridad Social paralizó en los nueve primeros meses de 2006 un total de 54 obras en Cantabria ante el incumplimiento de la normativa sobre prevención de riesgos laborales y la existencia de riesgos para la seguridad y salud de los trabajadores, según datos del Ministerio de Trabajo a los que tuvo acceso Europa Press.

Esta cifra supone el 3,14% de las 1.716 obras paralizadas en todo el territorio nacional por la misma causa.

A nivel nacional, de enero a septiembre del año pasado, la Inspección detectó 26.556 infracciones en el área de seguridad y salud laboral, que implicaron sanciones por valor de 88,6 millones de euros. Los trabajadores afectados por dichos incumplimientos ascendieron a 168.092.

La Inspección de Trabajo tiene entre sus principales cometidos la observancia del cumplimiento de la Ley de Prevención de Riesgos Laborales. En este sentido, puede ordenar la paralización inmediata de los tajos si detecta que se infringe dicha normativa y existe riesgo para la seguridad de los trabajadores.

Una de cada cuatro obras paralizadas por la Inspección en este periodo, en concreto 466, se estaban realizando en Andalucía, comunidad que lidera con diferencia los incumplimientos en materia de prevención de riesgos laborales.

Tras ella, se sitúa Comunidad Valenciana, con 267 obras paralizadas, seguida de Madrid (163), Cataluña (143), Canarias (134), Castilla y León (108), Galicia (95), País Vasco (66), Castilla-La Mancha (63), Murcia (58), Cantabria (54), Extremadura (41), y Aragón (29).

Las regiones donde la Inspección paralizó menos obras fueron Navarra (13), Asturias (6), la Rioja (5) y Baleares (2). Por su parte, en las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla se paralizaron 2 y 1 obra, respectivamente.

MENOS MUERTES PERO MÁS ACCIDENTES.

Según los últimos datos manejados por el Ministerio de Trabajo y recogidos por Europa Press, entre enero y noviembre de 2006 se registraron en España 962.730 accidentes laborales, un 3,95% más que en igual periodo de 2005.

De esta cantidad, 873.677 siniestros fueron con baja en jornada de trabajo y 89.053 se produjeron en el trayecto de casa al trabajo o viceversa, lo que se conoce como accidentes 'in itinere'. Como consecuencia de dichos accidentes, fallecieron 1.274 trabajadores, siete menos que entre enero y noviembre de 2005.

Aunque los datos oficiales son los que publica el Ministerio, CC.OO. presentó recientemente un informe en el que cifraba en 1.352 el número total de trabajadores fallecidos en accidente laboral durante todo 2006. El sindicato calcula que los accidentes de trabajo cuestan anualmente unos 12.000 millones de euros.

LA CONSTRUCCIÓN, DONDE MÁS SUBEN LOS SINIESTROS.

La construcción, sector en el que, según las denuncias sindicales, se incumplen constantemente las normas de prevención de riesgos, fue la actividad donde más crecieron los accidentes laborales en el periodo enero-noviembre de 2006.

En concreto, este sector registró 238.871 accidentes con baja en jornada de trabajo, un 6,31% más que en igual periodo de 2005. CC.OO. calcula que unos 300 trabajadores de la construcción perdieron la vida en un siniestro laboral durante 2006.

Tras la construcción se situó el sector servicios, donde se produjeron 376.157 accidentes, un 4,09% más, seguido de la industria, con 226.787 siniestros y un crecimiento del 1,81% respecto a los once primeros meses de 2005. La agricultura, con 31.862 accidentes, fue el único sector que registró un descenso de la siniestralidad (-1,5%).

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies