ISECO insta a la sociedad a "rebelarse y plantar cara" a los recortes del Gobierno de Cantabria

Actualizado 24/02/2012 12:50:40 CET

SANTANDER, 24 Feb. (EUROPA PRESS) -

Izquierda Social y Ecologista (ISECO) pide a la sociedad de Cantabria que se "rebele y plante cara a los recortes sociales, laborales y democráticos" que está llevando a cabo el Gobierno autónomo, porque "su objetivo oculto -dice- es el desmantelamiento del Estado del Bienestar y la acumulación de poder en manos del Partido Popular".

ISECO considera "indignante" que el presidente del Gobierno de Cantabria, Ignacio Diego, "no tenga como prioridad absoluta la lucha contra el paro y que además esté aprovechando la crisis para imponer sus dogmas ideológicos en materia fiscal y con relación al papel que debe jugar el sector público, atacando especialmente a la sanidad y la educación, con la pérdida de cientos de puestos de trabajo directos".

"¿Qué tiene que decir el señor Diego de sus vallas electorales con el lema "bajar los impuestos para generar miles de empleos" cuando ha hecho exactamente lo contrario?", pregunta ISECO en un comunicado de prensa, en el que denuncia que el PP inició la legislatura "eliminando un impuesto que afectaba especialmente a las personas más acaudaladas, como es el impuesto de sucesiones y donaciones, con lo que las arcas públicas dejarán de ingresar entre 35 y 40 millones de euros anuales".

Una decisión a su juicio "antisocial y contradictoria" con el objetivo de "reducir el déficit" que ha traído como consecuencia la "imposición indiscriminada" de un nuevo impuesto de 4,8 céntimos de euros por litro de combustible, con el que se pretende recaudar entre 20 y 25 millones de euros. "Así los ingresos para generar empleo se reducen a la mitad con relación al impuesto eliminado", denuncia.

ISECO se opone "frontalmente" a esta política fiscal "injusta" y considera la decisión sobre el llamado 'céntimo sanitario' como "un golpe para los habitantes de zonas rurales, muy dependientes del vehículo privado al contar con escasos y caros servicios de transporte público".

El colectivo critica también la "laminación" de órganos de participación como el Consejo Económico y Social, el Consejo de la Juventud y el Consejo de la Mujer, que siendo órganos "manifiestamente mejorables", lo que necesitaban a su entender "era precisamente un reforzamiento en su capacidad de interlocución independiente con las instituciones locales y regionales".

Para ISECO, "más descarada en cuanto a sus fines partidistas" es la introducción en el plan de ajuste de una propuesta para reducir de 39 a 35 el número de diputados en el Parlamento de Cantabria. "Esta iniciativa de ingeniería electoral va dirigida exclusivamente a facilitar la obtención de mayorías absolutas e impedir la entrada de una cuarta formación política en el Parlamento", asegura.

Por otra parte ISECO denuncia que PP, PRC y PSOE han utilizado "sistemáticamente" las empresas públicas para "ocultar" la gestión de los presupuestos regionales y para llevar a cabo políticas de contratación de carácter "clientelista", pero "esta realidad no puede resolverse con una política de despidos igualmente sectaria", advierte.

Por último, Izquierda Social y Ecologista considera "extremadamente grave" la situación del desempleo en Cantabria y pide a los poderes públicos "una revolución fiscal progresiva para incrementar los recursos y poner en marcha planes de reparto de empleo dirigidos a sectores de producción sostenible en términos ambientales y económicos".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies