IU espera un presupuesto de Cantabria que "revierta las dramáticas cifras"

Publicado 04/12/2017 13:42:13CET

SANTANDER, 4 Dic. (EUROPA PRESS) -

Izquierda Unida de Cantabria espera que los partidos del Gobierno regional (PRC-PSOE) y los que también tienen representación en el Parlamento (PP, Podemos y Cs) estén "a la altura de las circunstancias" y centren sus enmiendas y mejoras al presupuesto de la Comunidad para el próximo año -en tramitación en la Cámara- en "revertir las dramáticas cifras de paro".

En un comunicado, IU confía en que el empleo sea "el eje vertebrador sobre el que pivoten" las cuentas de 2018, más tras conocerse los datos de paro de noviembre, según los cuales la región es la segunda donde más sube el desempleo, un 2,12%, dos puntos por encima de la media nacional.

"Esperamos que el Gobierno recapacite y revise las partidas destinadas a cada área, pues es inconcebible que en el capítulo de gastos, en las partidas calificadas como 'Economía, Hacienda y Empleo' se vaya a producir un recorte del 3,3% o que el I+D+i de la región no llegue ni al 1% del PIB", señalan desde la formación de izquierdas.

Asimismo, contrastan este tipo de decisiones con "los dedazos y sillones que últimamente reparten regionalistas y socialistas", en relación a los recientes nombramientos como consejeros de Sidenor del alcalde de Reinosa, Miguel Barrio (PRC), y el exdirector de Sodercan, Salvador Blanco (PSOE).

"Mientras desde el Gobierno juegan con los recursos públicos como si nadie tuviera que responder por ello, la estacionalidad de nuestro mercado laboral no se ve inmutada y la precariedad se ha instalado en el día a día de los trabajadores cántabros", denuncia Izquierda Unida, que achaca esto a las reformas laborales de PSOE y PP de los últimos años y de la "inacción de los gobiernos del tripartito -PP, PRC y PSOE- en Cantabria".

"La mejor herramienta que tiene el Gobierno a su disposición es la creación de empleo público, cuya financiación ha de pasar por la subida de impuestos a las rentas más altas y no a las clases populares que han soportado todo el peso de la crisis", apunta IU.

"Si de verdad quiere redistribuir la riqueza, el Gobierno sabe dónde tienen que meter mano, pero les resulta más fácil atacar a las clases populares que, por ejemplo, hereden una vivienda de 65.000 euros", lamentan al respecto.

Para finalizar, advierten al Ejecutivo regional de que aprobar los presupuestos "con un tránsfuga -en alusión al diputado del grupo mixto que dejó Cs, Juan Ramón Carrancio- que pide que le hagan aceras frente a su casa como requisito" para apoyar las cuentas, reflejaría la "catadura moral de ambos".