IU reprocha al PRC "su hipócrita" iniciativa sobre los espigones de La Magdalena

Publicado 20/03/2018 12:41:41CET

SANTANDER, 20 Mar. (EUROPA PRESS) -

El portavoz autonómico de Izquierda Unida y concejal en Santander, Miguel Saro, ha reprochado al PRC su "hipócrita" iniciativa sobre los espigones de La Magdalena porque, a su juicio, los regionalistas en el Ejecutivo han "usado la salud ambiental de la bahía de Santander y el respeto a su entorno para congraciarse con el ministro de Fomento" y "presentarse ahora como contrarios a los espigones de la Magdalena y salvadores del medio natural de la capital".

Así se ha pronunciado el portavoz de IU en un comunicado tras la rueda de prensa ofrecida por los portavoces del PRC en el Parlamento y el Ayuntamiento de Santander, Pedro Hernando y José María Fuentes-Pila, respectivamente, en la que han anunciado que pedirán la paralización del proyecto de los espigones en los próximos plenos.

"Resulta sorprendente que hoy en día el PRC pretenda arrogarse la defensa de causa alguna medioambiental en Santander cuando el Gobierno autonómico usó en julio de 2017 su renuncia a impugnar el proyecto de los espigones en la bahía de Santander como carta de amor al ministro De la Serna", criticaba el también el edil de IU.

Para Miguel Saro, este hecho "no es nada nuevo", dado que "en Cantabria estamos acostumbrados a que el PRC, en comandita con el PP o con su socio actual (PSOE), dirija habituales ataques al territorio de nuestra Comunidad".

Desde IU defienden que las cautelas que exigían diversos organismos públicos al proyecto debido a la afectación que tendría el mismo sobre las corrientes marinas y el movimiento de sedimentos "parecen haber desparecido cuando su principal promotor, el exalcalde de Santander, Iñigo de la Serna, alcanzó la condición de ministro, dando ocasión al presidente del Gobierno cántabro, Miguel Ángel Revilla, a escribir un capítulo más de su larga tradición de cortejo al ministro de los populares".

También ha señalado el portavoz de IU que "Medio Ambiente y PRC se han convertido desde hace mucho tiempo en oxímoron", y cita el Alto del Cuco como "uno de los mayores atentados paisajísticos perpetrados por Revilla, que parece que quiere repetir también en la ría de San Vicente, construyendo un puerto deportivo mientras el de Laredo sigue vacío".

Ante esta situación, desde IU exigen "que aumente el control ambiental del proyecto", tanto por la posible afectación del Lugar de Importancia Comunitaria (LIC) 'Dunas del Puntal y Estuario del Río Miera', como por la afectación paisajística, y se estudien alternativas menos invasivas para preservar el tramo de arena seca en verano en la zona de La Magdalena.

"Cualquier actuación que ahora inicie el Gobierno de Cantabria en el expediente de Fomento viene profundamente lastrada por su pasada y culpable indolencia, ya que la resolución es firme y ya se está ejecutando", ha aseverado.

Saro también ha reclamado al Gobierno de Cantabria que haga públicas las aclaraciones entregadas por Fomento el pasado año "que debilitaron las dudas sobre las afecciones medioambientales que el Gobierno cántabro tenía sobre el proyecto hasta ese momento".

Asimismo, ha incidido en que desde el comienzo del proceso "el único interés que ha prevalecido ha sido el del entonces alcalde y ahora ministro de evitar conflictos entre el Ayuntamiento y el Ministerio de Fomento" sobre el coste y la responsabilidad de los rellenos anuales para recuperar la playa.

Y ha recalcado que, con los 2,3 millones en los que está presupuestado el proyecto de construcción de los espigones de La Magdalena, "se podrían rellenar durante décadas la playa, algo que el PRC usa ahora como argumento pero que ya sabía en julio de 2017 cuando no hizo nada para evitar que esta obra contraria al medio ambiente empezara".

Para finalizar, en Izquierda Unida ven "evidente" que desde Fomento "no se han estudiado seriamente" las alternativas que supusieran menos afectación sobre los hábitats y especies de interés comunitario objeto de protección ni sobre el propio paisaje. "Un déficit tolerado por el Ejecutivo cántabro, en una dejación de responsabilidades intolerable", han sentenciado.