Juan Uslé plasma sus obsesiones en la selección de una treintena de obras del fondo de la Fundació 'La Caixa'

Actualizado 25/01/2006 15:23:21 CET

BARCELONA, 25 Ene. (EUROPA PRESS) -

El pintor abastracto Juan Uslé ha plasmado sus pasiones y obesiones a la hora de seleccionar una treintena de obras de la Colección de Arte Contemporáneo de la Fundació 'La Caixa' para articular una muestra en CaixaForum donde las pinturas se interrelacionan a pesar de carecer de una lógica narrativa o temática.

Con esta exposición, que se inaugura hoy y se podrá ver hasta el 7 de mayo, CaixaForum abre el ciclo 'La mirada del artista', que incluye una serie de exposiciones en las que el artista invitado selecciona y expone obras del fondo de arte contemporáneo de la Fundació.

Con esta iniciativa, se pretende ofrecer nuevas visiones de la colección y "profundizar en su interpretación desde la propia experiencia creativa", según explicó hoy el director del Area Cultural de la Fundació 'La Caixa', Juan Cejudo. Además de Juan Uslé, la otra artista invitada para este año, en el que se ha escogido la pintura como protagonista, es Soledad Sevilla.

Aunque Juan Uslé ya había colaborado con la Fundació en algún proyecto, en esta ocasión "le pedimos que se mojara, que se enfrentara a las obras de la coolección y las colocara en un espacio", según explicó la responsable del fondo de arte contemporáneo de la institución, Nimfa Bisbe.

Tras revisar algunos catálogos, Uslé se sumergió en la colección y "permaneció tres días en CaixaForum para poder mirar todas las obras", en una tarea que se convirtió "en una especie de psicoanálisis".

En la colección, que se creó en 1985 y cuenta con más de 900 obras de reconocidos artistas nacionales e internacionales, el pintor santanderino "se encontró a sí mismo" --empezó a pintar a finales de los 70-- y a "muchos amigos suyos". "Su vida estaba inmovilizada allí y eso le provocó un cierto schock", aseguró Bisbe.

Uslé se enfrentó "cuerpo a cuerpo" con las obras para "ir eliminando" y conseguir una colección de una treintena de pinturas, que tienen como eje a Luis Gordillo, Pablo Palazuelo --'Dos I.' (1999), Sigmar Polke --'Mefisto' (1988)'-- y Gerhard Richter --'I.G.' (1993).

ESPACIOS

Dejando de lado cualquier tesis preestablecida, el artista ha articulado la exposición por espacios o zonas que se asocian y contraponen las obras de un modo orgánico, además de intentar favorecer la sorpresa y la sugerencia.

Además de las piezas de estos autores, la muestra reúne obras que hasta ahora no se habían expuesto, como 'Disfruta de una semana en Rio de Janeiro' (1990) del colectivo Strujenbank o 'Pissarra negra i ocre' (1968) de Antoni Tàpies.

El artista también ha incluido pinturas que la Fundació adquirió recientemente, entre ellas una instalación de siete piezas del artista belga Francis Alis, de la serie 'El mentiroso' (1995), un díptico del alemán Johannes Kars (2004), una pintura abstracta de Thomas Scheibitz, con referencias al diseño y la arquitectura, y una obra de Beatriz Millases sobre motivos decorativos propios del Brasil.

'Celda con conductor' (1988) de Peter Halley, 'Tauners' (1997) de Bernard Frize y 'Gran Teatre del Liceu' (1986) de Perejaume constituyen otros atractivos de la muestra, que según Bisbe ha servido para "ofrecer una visión muy actual de la pintura de nuestra colección, propiciando diálogos entre las obras".

Juan Uslé (Santander, 1954), que no pudo estar presente en la presentación, es uno de los artistas más destacados de la pintura abstracta actual. Inició su trabajo pictórico a finales de los 70 con una marcada impregnación expresionista que progresivamente se haría más atmosférica.

El artista se afincó en Nueva York en 1987 y desde entonces ha desarrollado un lenguaje muy personal que se inscribe en los códigos de la abstracción y que expresa su preocupación por adaptar la experiencia de la vida contemporánea a la tradición de la pintura.