Un juez avisa a Liberbank de la "temeridad" al oponerse a las demandas de preferentistas

Afectados por preferentes protestan en Caja Cantabria de Santoña
PLATAFORMA
Publicado 10/05/2014 11:31:47CET

SANTANDER, 10 May. (EUROPA PRESS) -

El titular del Juzgado de Primera Instancia número 2 de Santander, Jaime Anta González, ha avisado de la "temeridad" de Liberbank al oponerse a las demandas de los afectados por las participaciones preferentes de Caja Cantabria y recurrir las sentencias estimatorias, pese a las resoluciones que de forma "masiva" fallan en contra de la entidad "neutralizando" sus argumentos.

En una sentencia, dictada el pasado 24 de abril y a la que ha tenido acceso Europa Press, el magistrado advierte de que "es muy clara" la "temeridad" de este entidad. "Como es de general conocimiento y Liberbank es, desde luego, sabedora de ello, están recayendo resoluciones judiciales de forma masiva, tanto en primera como en segunda instancia, fallando en su contra, neutralizando los argumentos que repetidamente intenta hacer valer" el banco, sostiene el juez.

Añade al respecto que la entidad que preside Manuel Menéndez y a la que pertenece Caja Cantabria "conoce" que en casos de venta de preferentes "sustancialmente idénticos ha sido condenada una y otra vez", al igual que "conoce o debe conocer" las resoluciones de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) y las reformas legislativas que "han reconocido la existencia de errores en la comercialización".

Asimismo, destaca el juez, el "nivel de exigencia informativa para los minoristas es clara en la ley". Además, añade que tras una sentencia del Tribunal Supremo dictada en enero de este año, el banco "sabe o debe saber que se entiende que asesoró la contratación del producto y no ha hecho test de idoneidad (ni siquiera de conveniencia) y también conoce qué cumplida prueba se exige en estos asuntos y conoce con qué prueba cuenta". "Es muy clara su temeridad", concluye Jaime Anta, en una sentencia en la que condena a Liberbank a devolver 50.000 euros en preferentes adquiridos en 2010 por una mujer soltera, maestra de profesión, que vive con su madre anciana y enferma de cáncer.

La cliente, defendida por el abogado José Ángel Ecenarro, tiene un perfil ahorrador y ha sido cliente de Caja Cantabria "durante décadas", lo que dio lugar a una "relación de confianza" en base a la cual se suscribieron los contratos de preferentes. Así, un empleado de la oficina principal, ubicada en la Plaza Porticada de Santander, indicó a la afectada que no podía tener "tal cantidad de dinero" --unos 300.000 euros-- en un depósito a la vista, haciéndola ver que "sus ahorros corren peligro".

De este modo, el banquero "invitó" a la mujer a suscribir un depósito a plazo y "en apenas cinco minutos" ordenó preparar la documentación que firmó en otra visita a la sucursal, sin recibir explicación alguna salvo que se iba a distribuir su patrimonio en dos productos "muy similares", un depósito a plazo y otro "depósito especial o un fondo de inversión con capital garantizado". La mujer firmó los documentos "en escasos minutos", destaca la sentencia, que impone las costas a Liberbank.

La actualidad más visitada en EuropaPress logo: La actualidad más vista
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies