El juez Velasco aboga por el alejamiento informático y crear Defensor del usuario de redes

          Juez Eloy Velasco
Europa Press
Actualizado 10/07/2018 15:00:47 CET

Llama "niñato" al fundador y CEO de Facebook, Mark Zuckerberg, y se pregunta si "no va a pagar" por "todo lo que ha robado"

SANTANDER, 10 Jul. (EUROPA PRESS) -

El magistrado de la Sala de Apelaciones de la Audiencia Nacional (AN) Eloy Velasco ha lanzado este martes en Santander alrededor de una veintena de propuestas que "podrían pulirse" para mejorar la lucha contra el cibercrimen o ciberdelincuencia mediante la Ley de Enjuiciamiento Criminal (Lecrim) y el Código Penal, como el alejamiento informático para los ciberdelincuentes o la creación en Europa de un Defensor del usuario de redes sociales.

Además, ha defendido la toma de medidas europeas contra los paraísos informáticos que refugien actividad delictiva, tal y como ha expuesto durante su intervención en una mesa redonda durante la segunda jornada del encuentro 'Defensa de los Estados democráticos en el ciberespacio' en la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP).

Durante la enumeración de medidas, ha hablado de los casos en los que no se evita la actuación delictiva ajena "para filmarla y difundirla en la Red, todas estas tonterías de los niñatos que vemos 'Tú le pegas a la señora mientras cruza la Diagonal en Barcelona y yo lo filmo para que luego lo mandemos y nos riamos' o 'Tú le echas dentífrico en lugar de comida al pobre mendigo y lo grabo y lo difundo'", actos que son "pérdidas de respeto a la dignidad" de las personas.

Por otro lado, ha defendido procedimientos que permitan pedirle al juez la retirada de contenidos "nocivos o innecesarios", como las páginas web que explican cómo confeccionar explosivos, cómo ser anoréxico o "cómo pegar a tu mujer". Además, aboga por que los jueces tienen que empezar a preguntarse "si la prueba obtenida por un particular, vulnerando derechos fundamentales, también es nula o no, en qué casos lo es y qué casos no", en casos de particular a particular.

Asimismo, apuesta por introducir agravantes en los casos de ataques a infraestructuras críticas, a "múltiples" víctimas o dispositivos, difundir por Internet grabaciones de contenido delictivo o la exigencia del pago en criptomonedas.

En cuanto a otros agravantes, ha mencionado el "específico" en casos en los que hay una "notoria" cantidad de fotografías o duración de las filmaciones de "sexo explícito" con menores de edad, en lo referido a la lucha contra la pornografía infantil, al tiempo que se ha referido a la introducción de medidas cautelares que contemplen el alejamiento informático o el control mediante geolocalización.

Además de referirse a que medidas ya legisladas como el agente encubierto 2.0 está dando un "enorme juego" en la lucha antiterrorista en Internet porque "tenemos a los terroristas absolutamente paranoicos", también ha propuesto "aclarar" qué juez es el competente en causas transnacionales.

Al mismo tiempo, se ha referido a la generación de notificaciones tecnológicas "de verdad, no como está haciendo", a poder enviar comisiones rogatorias vía online, al establecimiento de la denuncia telemática o a la incorporación de la figura del agente colaborador con las operadoras de telecomunicaciones.

Sin embargo, también ha comentado la introducción de atenuantes como la cooperación con las autoridades aportando información técnica o "pruebas relevantes para desmantelar o implicar a otros en las propias actuaciones delictivas o en las de otros".

CRÍTICA A MARK ZUCKERBERG

El juez Velasco, además, ha mencionado propuestas sobre cuestiones económicas, como la tipificación del delito informático corporativo interno por la filtración de datos empresariales o el apoderamiento de datos "masivos ajenos", un aspecto en el que ha criticado cómo el fundador y CEO de Facebook, Mark Zuckerberg, al que ha llamado "niñato", hace su "fortuna".

En este sentido, se ha preguntado por qué Zuckerberg "no va a pagar" por "todo lo que ha robado". "Al parecer, ahora hemos descubierto cómo este señor tan digno, que nos hace el favor de dejarse ir a un Parlamento para dar explicaciones, hace su fortuna", ha apostillado, en relación a la disculpa de Zuckerberg ante el Parlamento Europeo el pasado 22 de mayo por su responsabilidad en el escándalo de la filtración de datos de Cambridge Analytica, cuando prometió medidas para garantizar la seguridad a los usuarios, "aunque llevará tiempo".

De la misma forma, propone actuaciones de mejora relativas a la introducción "consciente" de contenidos ilícitos en la Red, a la suplantación "grave" de la personalidad y al chantaje emocional informático. Además, ha reclamado tipificar "de una vez" los delitos contra la seguridad informática, como la fabricación de programas informáticos maliciosos, porque le "preocupan".

"RIESGOS" COMO LA ENCRIPTACIÓN, LA CRIPTOMONEDA O LAS 'FAKE NEWS'

En cuanto a datos sobre ataques informáticos, el juez Velasco ha hecho referencia a estadísticas que señalan que cada día se producen 4.000 ciberataques en España, se roban 5,5 millones de registros de datos; se detectan 350.000 nuevos 'malwares', el 91 por ciento de las pymes españoles son atacadas; hay ataques de ransomware cada siete segundos; el 43 por ciento de los ciberataques se dirigen a estas pymes, de las que un 60 por ciento "desgraciadamente" tiene que cerrar a los seis meses por haber sufrido un ciberataque; y que el 34 por ciento ceden a la ciberextorsión.

En este sentido, ha incidido en que España es el cuarto país "con las empresas más pequeñas, tenemos que crecer" y cree que son cifras "muy alarmantes". En lo referido a los costes de los ciberataques para el conjunto de las empresas españolas, ha hecho referencia a cifras del Instituto Nacional de Ciberseguridad (Incibe), ha indicado que el coste medio por ataque es de 75.000 euros al año y el coste total alcanza 14.000 millones de euros al año.

En cuanto a los casos judicializados en nuestro país, ha concretado que de los 80.000 ataques al año que "puede haber", un 70 por ciento son en causas de fraude. Al mismo tiempo, ha mencionado los "riesgos" que existen en la actualidad, como la encriptación, "que nos está volviendo locos"; la 'deep web' o 'Internet profunda'; o las criptomonedas en el ámbito del blanqueo de capitales.

De la misma manera, se ha referido a las "guerras de desinformación" que han tenido lugar en las últimas elecciones de Estados Unidos, Francia o en el 'procés' catalán con las 'fake news' o noticias falsas.

Finalmente, ha precisado que el coste cibernético tiene un impacto global "parejo o superando" al del narcotráfico. En concreto, ha indicado que el coste está entre los 350.000 millones de euros y el billón de euros al año, con un "beneficio" para los delincuentes, descontando los costes, de 120 millones de euros.