Junta de Personal Docente cree que la negociación del calendario escolar "es posible" tras reunión con Revilla

Publicado 21/06/2018 14:45:51CET

Los sindicatos dicen que la "solución técnica" pasa por computar como lectiva cualquier actividad que hagan los maestros con los alumnos

SANTANDER, 21 Jun. (EUROPA PRESS) -

La Junta de Personal Docente de Cantabria se ha salido "relativamente satisfecha" de la reunión que ha mantenido este jueves con el presidente regional, Miguel Ángel Revilla, al comprobar que "es posible" la negociación del calendario escolar del próximo curso y que el tema "está abierto".

"Creemos que hay un amplio margen para llegar a un acuerdo y cerrar el conflicto sin que empiece el curso escolar", ha explicado Jesús Aguayo, en representación de la Junta de Personal Docente, al término del encuentro con Revilla, quien, por su parte, no ha realizado declaraciones al respecto.

Aguayo ha informado que los sindicatos de la Junta de Personal Docente (STEC, ANPE, CCOO y UGT) se han comprometido con Revilla a trasladarle por escrito y "lo antes posible" sus dos propuestas, que pasan por considerar lectiva cualquier actividad que realicen los maestros con los alumnos, incluidas la salidas y excursiones, por ejemplo.

"Si esa es la consideración --y se lo vamos a poner por escrito y argumentar jurídicamente--, sería la salida técnica que nos está pidiendo", ha explicado Aguayo, subrayando que, con esta premisa, los sindicatos aceptan "el reto de las 875 horas" --187 jornadas lectivas-- que plantea la Consejería de Educación para el curso 2018-2019.

Actualmente se imparten en Cantabria 830 horas "estrictamente lectivas", es decir, dedicadas a impartir materia, con lo que faltarían 45 horas, que se completarían con el resto de actividades que realizan los docentes con los alumnos.

Los sindicatos han advertido que si esas horas no computan, el profesorado "se va a plantear no realizarlas". "Porque si nadie lo considera oficialmente como trabajo, la conclusión es que no debo seguir haciéndolo porque además se puede incurrir en una cierta ilegalidad si en lugar de dar matemáticas, me marcho a una excursión", ha sostenido Aguayo.

El sindicalista ha advertido además que la consecuencia "no deseada" que puede tener el "restrictivo planteamiento" del consejero de Educación, Francisco Fernández Mañanes, es que "en Cantabria dejen de hacerse salidas, excursiones, convivencias, con las consecuencias que acarreará en la economía regional porque hay muchas líneas de transportes, albergues, empresas de ocio..., que viven de nuestras salidas", ha comentado.

"Cualquier actividad que hace un maestro con un alumno, ¿a quién hay que imputársela? Porque la Administración educativa lo ponía en cuestión", han denunciado los sindicatos, que consideran que "una salida escolar de 9.00 a 18.00 horas, si estamos educando y con niños, es lectiva", de modo que si este tipo de actividades se computan "superamos las 875 horas anuales".

Al presidente esta consideración le ha parecido "razonable" y se ha comprometido a que las propuestas de la Junta de Personal --que se han basado en los informes jurídicos del Gobierno y la Consejería y que no suponen más gasto, según los sindicatos-- se "estudien a fondo".

La intención es que se pueda llegar a un acuerdo entre las partes antes del próximo curso (la moratoria está descartad por la Administración) y dar salida a un conflicto "que no hemos generado nosotros y que no deseamos", ha enfatizado Aguayo, asegurando que "todo el profesorado de Cantabria está en una situación muy incómoda con la cerrazón que está mostrando el consejero de Educación".

CONSEJERO

En este sentido y a preguntas de la prensa, los sindicatos han reconocido que el hecho de que en la reunión de hoy, de una media hora de duración, con el presidente (PRC), no estuviera el consejero (PSOE), ha "facilitado" el diálogo, aunque también han expresado su sorpresa por la ausencia del máximo responsable educativo regional.

"Queremos creer que el Gobierno es uno, aunque sea de coalición, y algún poder de convicción va a tener que tener el presidente como para que, con razones jurídicas y pedagógicas, consiga convencer al consejero", ha considerado Aguayo, quien también ha pedido a Fernández Mañenes que "reflexione" sobre su "actitud inflexible" pese a tener "todo el profesorado en su contra".

"Si el actor principal educativo está en su contra, o no puede seguir de consejero o tendrá que ser más flexible", ha subrayado.

En este sentido, Conchi Sánchez, también en representación de la Junta de Personal, ha opinado que el hecho de que no se haya publicado en el Boletín Oficial de Cantabria (BOC) la orden del calendario es un "acto de buena voluntad" del consejero, que "está haciendo una reflexión y buscando la manera de negociar".

"Ha estado mucho tiempo en política (Fernández Mañanes) y las movilizaciones de estas dos semanas a cualquiera le hacen reflexionar e intentar desbloquear la situación", ha considerado Sánchez, quien ha precisado que la solución al conflicto no pasa por "desautorizar a alguien" (al consejero) ni es "el objetivo".

VICEPRESIDENTA

Sobre el conflicto educativo también ha hablado hoy la vicepresidenta regional, Eva Díaz Tezanos, que a preguntas de la prensa ha señalado que espera que éste "se pueda solucionar lógicamente" porque "lo más importante" es que "todo lo que se haga sea en beneficio de los niños y las niñas, que es el objetivo último que tenemos desde el Gobierno de Cantabria".