Liébana estará este sábado en aviso naranja por fuerte viento

Publicado 09/03/2018 14:04:05CET

En la madrugada del domingo se suman a este nivel de riesgo la zona centro y el valle de Villaverde

SANTANDER, 9 Mar. (EUROPA PRESS) -

La Agencia Estatal de Meteorología (AEMET) ha decretado el aviso naranja por fuertes vientos para este sábado por la tarde en Liébana por lo que la Dirección General de Protección Civil y Emergencias, y el Servicio de Emergencias 112 del Gobierno de Cantabria aconsejan extremar las precauciones.

El nivel de alerta naranja permanecerá activo en la Cantabria más occidental desde las 18 horas del sábado y hasta las seis de la madrugada del domingo. Según las previsiones de la AEMET el viento será del sur y suroeste con rachas de hasta 100 km/h, pudiendo llegar a alcanzar en cumbres y zonas especialmente expuestas los 120 km/h.

En la madrugada del domingo, entre las 12 y las 6 horas, estarán también en aviso naranja, por el mismo fenómeno, la zona centro y el valle de Villaverde. Aquí se esperan vientos del sur de hasta 110 km/h, que también podrán llegar a los 120 km/h en las zonas altas.

De manera tanto previa como posterior a la activación del nivel naranja en todos los casos, estará vigente el aviso amarillo, también activado en periodos alternos durante todo el fin de semana en la Cantabria del Ebro.

La fuerza del viento oscilará en estas áreas entre los 80 km/h que se podrán alcanzar en la Cantabria del Ebro hasta los 100 kh/h previstos en la zona centro y el valle de Villaverde, que podría subir hasta los 120 km/h en cotas altas, ha informado el 112 en nota de prensa.

RECOMENDACIONES

Ante esta situación, la Dirección General de Protección Civil y Emergencias, y el Servicio de Emergencias 112 del Gobierno de Cantabria recomiendan cerrar y asegurar puertas, ventanas o toldos; retirar macetas y todos aquellos objetos exteriores que puedan caer a la calle y provocar un accidente; alejarse de cornisas, muros o árboles que puedan desprenderse; evitar pasar por edificaciones en construcción o en mal estado, y extremar las precauciones en los desplazamientos por carretera.