La línea Soto de Ribera-Penagos-Güeñes podría entrar en servicio a finales de 2007, según REE

Actualizado 15/02/2006 15:48:54 CET

El delegado del Gobierno afirma que esta infraestructura es "estratégica" para el desarrollo económico y social de Cantabria

SANTANDER, 15 Feb. (EUROPA PRESS) -

La línea de alta tensión Soto de Ribera-Penagos-Güeñes podría estar en servicio a finales del año 2007, de acuerdo con los plazos actuales manejados por Red Eléctrica Española, promotora del proyecto. Así lo anunció hoy el delegado del Gobierno en Cantabria, Agustín Ibáñez, quien destacó que esta infraestructura es "estratégica" para el desarrollo económico y social de la comunidad autónoma.

La Secretaría General para la Prevención de la Contaminación y el Cambio Climático del Ministerio de Medio Ambiente ha aprobado la declaración de impacto ambiental (DIA) de esta línea de 400 kv entre el municipio asturiano de Soto de Ribera y el cántabro de Penagos.

Dicha aprobación, que publica hoy el Boletín Oficial del Estado, se une a la aprobación de la DIA del tramo entre el municipio cántabro de Penagos y el vizcaíno de Güeñes, cuyo informe favorable fue publicado en el BOE del 29 de junio de 2005.

De esta forma, toda la línea de 400 kv entre Soto de Ribera y Güeñes, que atraviesa de occidente a oriente la Comunidad Autónoma de Cantabria cuenta con los informes medioambientales favorables, para proceder a la autorización definitiva del proyecto por parte del Ministerio de Industria.

La línea Soto de Ribera-Penagos afecta a los municipios de Ribera de Arriba, Oviedo, Siero, Noreña, Langreo, Nava, Cabranes, Parres, Cangas de Onís, Onís, Llanes, Cabrales, Peñamellera Alta, Peñamellera Baja, Ribadedeva, Cabezón de la Sal, Mazcuerras, Puente Viesgo, Castañeda, Santa María de Cayón, Villaescusa, Penagos, Santiurde de Toranzo y Villafufre.

"PLENAMENTE VIABLE"

El delegado del Gobierno ha destacado que, con esta aprobación, la línea eléctrica entre Asturias, Cantabria y País Vasco es ya un proyecto "plenamente viable desde el punto de vista ambiental", consiguiendo así "desbloquear una actuación que lleva paralizada muchos años y cuyo desarrollo es urgente para garantizar un suministro eléctrico seguro para la región".

En este sentido, ha resaltado que, tal y como se recoge en la información favorable del Ministerio de Medio Ambiente, esta línea de 400 kv es "fundamental para un correcto funcionamiento del sistema eléctrico del Norte de España". Ibáñez ha recordado que Cantabria presenta una "clara deficiencia" en el suministro de energía eléctrica, con unas "necesidades crecientes de demanda" tanto para el propio sector industrial como para el suministro doméstico.

El delegado del Gobierno ha afirmado que esta línea es "estratégica" para Cantabria, ya que su construcción permitirá que la región "pase de ser deficitaria en su propio suministro eléctrico a disponer de la energía necesaria acorde con sus exigencias actuales y futuras". El hecho de que Cantabria esté conectada a una línea de 400 kv permitirá, igualmente, que la región "no vuelva a padecer problemas de suministro eléctrico", añadió Ibáñez.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies