Se mantiene el número de visitas a Altamira pero se estudiará su estacionalización

 

Se mantiene el número de visitas a Altamira pero se estudiará su estacionalización

Contador
Reunión del Patronato
EUROPA PRESS
Actualizado 06/06/2017 14:20:06 CET

   El Estado invertirá 4,5 millones en las instalaciones del museo e impulsará la apertura de la cueva de estalactitas

   SANTILLANA DEL MAR, 6 Jun. (EUROPA PRESS) -

   El Patronato del Museo Nacional y Centro de Investigación de Altamira ha aprobado este martes mantener el número de visitas experimentales a la cueva en cinco personas cada viernes a través de un sorteo, aunque se experimentará con el formato de las mismas y se estudiará su posible estacionalización.

   En concreto, según ha detallado el coordinador de la comisión de seguimiento del Plan de Conservación Preventiva de la Cueva de Altamira, José María Ballester, se analizará la posibilidad de concentrar las visitas fuera del periodo entre febrero y junio, que es cuando se acentúan los problemas de filtración y condensación del agua en la cavidad.

   Esto no quiere decir que se vaya a reducir el número de visitantes a la cueva, que continuarán siendo unas 240 personas al año, sino que, si se decidiese en el futuro poner en marcha esa estacionalización de las visitas para mejorar la conservación, el resto de los meses podrían realizarse, por ejemplo, dos sorteos semanales para la entrada de cinco personas cada día.

   Igualmente, se va a experimentar con el formato de las visitas, algo que ya se ha hecho de forma puntual modulando la entrada de las cinco personas agraciadas en el sorteo para acceder a la cueva considerada la 'Capilla Sixtina' del arte rupestre paleolítico y declarada Patrimonio de la Humanidad desde 1985.

   Se trata de dividir el grupo, entrando primero tres personas junto a un guía del museo y, tras un tiempo de unos 15 minutos para que se airee la cavidad, entrarían las otras dos personas con otro guía. Con ello, se busca "reducir el tiempo de estancia en la cueva", según Ballester.

   Ballester ha detallado que éstas son algunas de las propuestas de la comisión de seguimiento del Plan de Conservación Preventiva de la cueva, a las que se ha dado luz verde este martes en la reunión del Patronato del Museo Nacional y Centro de investigación de Altamira.

PRIMER PATRONATO CON FATÁS COMO DIRECTORA

   Bajo la Presidencia del presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, y con la presencia del secretario de Estado de Cultura, Fernando Benzo, el Patronato se ha reunido este martes en la Casa de 1924, edificación ubicada en el recinto de Altamira, que fue el museo hasta 1970 y que recientemente ha sido restaurada.

   Este Patronato se celebra casi un año y medio después del anterior (16 de febrero de 2016) y tras el que, solo 10 días después, el entonces director del museo, José Antonio Lasheras, falleció en un accidente de tráfico. No fue hasta julio del pasado año cuando el Ministerio de Cultura designó a Pilar Fatás, durante 16 años mano derecha de Lasheras, como nueva directora.

   Tras la reunión, Benzo, Ballester, el consejero de Cultura del Gobierno de Cantabria, Ramón Ruiz, y el alcalde de Santillana del Mar, Isidoro Rábago, han detallado en rueda de prensa los asuntos abordados por el Patronato, entre los que no se ha tratado la posibilidad de permitir visitas "excepcionales" como Revilla puso sobre la mesa en el anterior encuentro.

EL ESTADO INVERTIRÁ 4,5 MILLONES EN DOS AÑOS

   En el encuentro, el secretario de Estado de Cultura ha anunciado que el Gobierno central va a invertir un total de 4,5 millones de euros en las instalaciones del museo en 2017 y 2018, y en este segundo año se impulsará un proyecto para la apertura al público de la cueva de las estalactitas, ubicada junto a la de Altamira.

   Sobre este proyecto, Benzo ha destacado que está incluido en el Plan Cultura 2020 y ha ensalzado que, en la partida presupuestaria prevista para 2018, se incluye la puesta en marcha del proyecto de musealización de esta cueva para las visitas e incluso, ha confiado, "podría ser una realidad" su apertura antes de concluir ese año.

   Ha ensalzado que, en 2018, el Estado invertirá un total de 3,3 millones de euros en las instalaciones del Museo Nacional y Centro de Investigación de Altamira tanto para ese proyecto como para otros dos para la renovación de la exposición permanente en la sala de neocueva y la creación de una nueva sección museística, 'Paisaje de Altamira'.

   Además, ha apuntado que en este año 2017 se invertirán en el museo y sus instalaciones una cantidad de 1,2 millones de euros, destinados a la renovación de la climatización de los edificios del recinto, el equipamiento de la Casa de 1924 recientemente rehabilitada, la nueva señalética y la renovación de la iluminación en la sala de la neocueva.

   El consejero de Cultura ha agradecido esta inversión del Estado para las instalaciones del Museo de Altamira y ha destacado el trabajo realizado por la comisión de seguimiento del Plan de Conservación Preventiva de la cueva, que ha permitido a los patronos conocer la "realidad" de la situación de la cavidad y aprobar continuar con el régimen de visitas experimentales.

PROBLEMAS DE LA CUEVA SON "COMPLEJOS Y SERIOS"

   Precisamente, el coordinador de la comisión de seguimiento del Plan Preventivo y de Conservación ha indicado que, aunque no es nuevo, los problemas que presenta la cavidad son "muy complejos y serios" pero ha destacado que se han impulsado trabajos científicos concretos para cada uno de ellos y que permiten "mirar la perspectiva futura de Altamira con otros ojos".

   En este punto, Ballester ha apuntado que el agua es "uno de los problemas más complejos" que afectan a la cavidad porque es "un elemento decisivo para la conservación de las pinturas" pero, en exceso, "puede producir daños" tanto en las pinturas como en la roca, que es el soporte de las mismas.

   Por ello, ha avanzado que "se van a estudiar con detalle las microcuencas de la cubierta de la cueva", que pueden provocar un "goteo". "Se estudiará con tecnología puntera para ver, si los problemas detectados hasta ahora, se deben al goteo o a la condensación", ha indicado.

CONVERTIR EL MUSEO EN PUNTO DE ATRACCIÓN TURÍSTICA

   Tanto Ramón Ruiz como José María Ballester han destacado que hay que apostar por convertir el Museo Nacional de Altamira en un "sitio" que sea punto de atracción turística y eso se logre no sólo por la cueva sino por el museo en sí mismo, con sucede en el caso de las cuevas francesas de Laucaux o Chauvet en Francia que, a pesar de estar cerradas a las visitas, atraen a muchos visitantes.

   En el caso del Museo de Altamira, se cerró el año pasado con más de 285.000 visitantes, según ha detallado el secretario de Estado de Cultura, que también ha apostado por aumentar el "atractivo museístico" en el complejo de Santillana del Mar. "Hacer un proyecto museístico cada vez más atractivo, cada vez más amplio y que cada vez vaya atrayendo a más visitantes, ese es el camino", ha añadido.

   No obstante, se ha apoyado que este patrimonio cultural "tan incalculable en su valor" pueda combinar su disfrute por parte de los ciudadanos con su conservación, como se viene haciendo desde 2014 cuando se pusieron en marcha las visitas experimentales.

   A esta reunión del Patronato han asistido también el presidente de la Fundación Botín, Javier Botín; los rectores de la Universidad de Cantabria y la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP), Ángel Pazos y César Nombela; y el director de las Cuevas Prehistóricas de Cantabria y del Museo de Prehistoria y Arqueología de Cantabria (MUPAC), Roberto Ontañón, entre otros miembros.

La actualidad más visitada en EuropaPress logo: La actualidad más vista
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies