Margallo: "Falta determinación política para hacer las grandes reformas que España necesita"

Margallo en Santander
EUROPA PRESS
Actualizado 21/06/2017 12:02:02 CET


El exministro defiende la federalización de la Unión Europea

SANTANDER, 21 (EUROPA PRESS)

El exministro de Exteriores José Manuel García-Margallo, ha afirmado que España tiene "unas enormes" pero "falta la determinación política de aprovechar ese clima para hacer las grandes reformas que el país necesita". Entre ellas que ha citado la reforma de la Constitución, del sistema tributario, de la administración y de la Justicia.

También ha destacado que "hay que acabar con la corrupción para tener un clima moral que permita pedir al pueblo español los esfuerzos necesarios" para la consecución de esas reformas.

"En definitiva, hay que imaginar cómo vivimos en un mundo nuevo entre otras cosas porque el viejo se ha terminado", ha dicho Margallo. De lo contrario, considera que España "perderá una de las muchas oportunidades históricas que hemos desperdiciado" a lo largo de los siglos.

El exministro y presidente de la Comisión Mixta de Seguridad Nacional del Congreso ha realizado estas afirmaciones en Santander, durante una charla sobre internacionalización del ciclo Cantabria+, organizado por el Diario Montañés, donde también ha defendido la federalización de la Unión Europea.

Margallo ha dicho que España tiene ante sí unos años "relativamente fáciles" tras una labor de consolidación con la que se ha conseguido "relativamente" sentar unos "cimientos sólidos". Ha opinado que el déficit exterior y el déficit público están "razonablemente encauzados" y ha estimado que los tipos de interés "van a subir muy lentamente", que la política expansiva del Banco Central va a seguir hasta diciembre, que el precio del petróleo no va a subir por encima de los 50 dólares.

En este contexto, el exministro considera que en España falta "la determinación política" para afrontar las grandes reformas pendientes, en especial la de la administración, que a su entender precisa una reforma "muy seria".

"Si queremos cumplir los objetivos de Bruselas y mantener la acción inversora del Estado en los sectores más importantes como la I+D+i, sin tocar los gastos del Estado de Bienestar, tenemos que ahorrar de otras cosas, y esto no da más de sí", ha dicho.

Asimismo, ha afirmado que el sistema tributario actual, basado en el de 1977, es "una catástrofe", y ha abogado por una reforma que contemple todas las administraciones juntas, porque "el bolsillo del contribuyente es uno", y que incluya la financiación de las comunidades autónomas y del Estado de Bienestar y las pensiones.

También ha opinado que no se puede seguir aumentando las cotizaciones sociales y deben ser sustituidas por "un recurso que sea menos vicioso", y también ha abogado por reformar las instituciones que presentan malos índices de competitividad como la Justicia.

UNIÓN EUROPEA

Sobre la Unión Europea, Margallo ha opinado que "o serán los Estados Unidos de Europa o no serán". Así, ha reivindicado la unidad política. Como primeros pasos ha señalado la definición de las fronteras, que implicaría "parar cualquier tipo de ampliación hasta que tengamos la casa en orden"; e "ir a distintas velocidades", con un "núcleo federal -la eurozona-, con vínculos confederales y un tercer círculo con reglas de vecindad más privilegiadas para Reino Unido, Turquía y probablemente para Rusia si queremos que la UE cobre una dimensión para vivir en el mundo planetario".

El exministro ha añadido que la federalización de la unión económica y monetaria debería pasar por tres fases: en la primera habría que dar más poder a las instituciones europeas para vigilar que ningún país se desvía en materia de déficit y deuda, se corrigen los desequilibrios macroeconómicos y todos hacen las reformas necesarias para tener "un matrimonio ordenado".

"Para dar el siguiente paso, que es el de la solidaridad hay que vencer la resistencia de los alemanes", ha explicado Margallo, para quien el "salto cualitativo" sería la creación de un fondo monetario europeo, que a su entender es "el punto donde nacen los Estados Unidos de Europa", y que tendría que financiarse con eurobonos.

En una tercera fase, "habría que ir a una modificación de los tratados para que esos bonos, que al principio serían mancomunados, sean solidarios para tener un banco central europeo como la reserva federal".

GLOBALIZACIÓN

El exministro ha comenzado su intervención afirmando que en el mundo están pasando "cosas que como mínimo sorprenden". Así, ha citado el Brexit, el rechazo en Colombia al plan de paz pactado con la guerrilla, el triunfo de Trump en Estados Unidos o el triunfo en Francia de un presidente y un partido que "simplemente no existía hace dos meses".

En su opinión, la "raíz" de estos fenómenos es "el miedo" generado por la globalización y su primera gran crisis, un miedo que no es sólo a la pérdida de bienestar material, sino también a la pérdida de identidad cultural; lo que para Margallo "explica muchas de las cosas que están pasando en el mundo".

En este sentido, ha puesto como ejemplo que en Austria el rechazo a los partidos tradicionales no se explica por razones económicas, y ha defendido que se ha producido un "cambio de signo en la globalización".

Margallo ha dicho por otro lado que el aumento de las desigualdades y el riesgo de pobreza ha provocado los llamados movimientos de indignación, el auge de los populismos y el aumento del separatismo en Cataluña. "El rechazo al poder establecido lleva a los independentistas a romper las ataduras con España", ha apostillado.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies