Martín (AEB) dice que el Gobierno tiene que ser "más ambicioso" y estar "más convencido" de su reforma

Miguel Martín en la UIMP
UIMP
Actualizado 17/06/2010 17:13:12 CET

Descarta de forma rotunda que España tenga que recurrir al fondo de rescate europeo

SANTANDER, 17 Jun. (EUROPA PRESS) -

El presidente de la Asociación Española de Banca (AEB), Miguel Martín, estimó hoy que la reforma laboral es un avance significativo, pero precisó que el Gobierno ha de ser "más ambicioso" y estar "más convencido" de que ésta responde plenamente a las necesidades de la economía y de la sociedad española.

"Obviamente la reforma laboral es un avance significativo sobre la situación actual, sin lugar a duda, pero es un avance significativo poco convincente. Parece que el Gobierno no tiene absoluta convicción de que está avanzando en el terreno de la necesidad de la economía española y la sociedad", dijo.

Durante su intervención en el curso 'Tres décadas de economía española' en la Universidad Internacional Menéndez y Pelayo (UIMP), el presidente de la patronal estimó que el Gobierno está haciendo esfuerzos para recuperar la credibilidad de España, pero eludió valorar si son suficientes para convencer a los mercados. "Eso lo dirán los mercados", acotó.

A falta de conocer los detalles del decreto de reforma laboral que entrará mañana en vigor tras su publicación hoy en el Boletín Oficial del Estado (BOE), Martín consideró que las exigencias procedentes de Bruselas en materia laboral no son imposiciones arbitrarias en contra de los intereses de España.

RECHAZA RESCATE EUROPEO A ESPAÑA.

Por otro lado, rechazó de forma rotunda la posibilidad de que España vaya a recurrir al mecanismo de estabilización del euro, pactado entre la UE, el Banco Central Europeo (BCE) y el Fondo Monetario Internacional (FMI) y dotado hasta con 750.000 millones de euros. "España no va a acudir porque no va a hacer falta", aseveró.

Según Martín, el encarecimiento de la emisión de deuda soberana de España, que afronta importantes colocaciones a corto plazo, responde a una situación transitoria y generalizada para los países europeos, después de que la UE no reaccionara con celeridad a la crisis de deuda de Grecia por carecer de instrumentos de gobierno adecuados para hacer frente a una situación novedosa.

"Europa tendría que haber reaccionado mucho antes" ante el problema griego, según Martín, para quien es necesario reorganización en su gobierno económico y en sus instrumentos para hacer frente a la crisis soberana. A su parecer, "España no saldrá sola" de la crisis porque "está siendo desestabilizada" por la situación de la Unión Económica y Monetaria (UEM).

MÁS COHESIÓN EUROPEA.

En este sentido, recalcó que aunque cada país aplique medidas para reducir su déficit público y emprenda reformas estructurales, se trata de medidas que tardan tiempo en tranquilizar a los mercados, y hay que reforzar la cohesión de la economía europea. "Sin disonancias (en Europa) conseguiremos salir de la crisis", enfatizó.

Martín también apostó por no dramatizar en torno al encarecimiento de las emisiones de deuda española pública y privada con un símil sobre un niño enfermo. Cuando le sube la fiebre al niño, "lo peor que puede hacer el padre es ponerse nervioso", ilustró. "Los mercados se convencerán de que esta crisis no es española, sino europea", apostilló.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies