Marzo fue un mes frío y muy húmedo en Cantabria

Lluvia en Santander
EUROPA PRESS - Archivo
Publicado 06/04/2018 11:45:43CET

SANTANDER, 6 Abr. (EUROPA PRESS) -

Marzo ha sido un mes muy húmedo en todas las comarcas de Cantabria, desde el Ebro hasta la costa, y frío en casi toda la comunidad, a excepción de las zonas altas de la cordillera y Picos de Europa, donde el ambiente fue muy frío, y en los cursos bajos de los ríos Besaya, Saja y Pas, donde resultó térmicamente normal.

Es el resumen del 'Avance climatológico de Cantabria' elaborado por la Delegación Territorial en Cantabria de la Agencia Estatal de Meteorología (AEME), que señala que ha terminado un mes de marzo de carácter invernal, donde han sido protagonistas las precipitaciones abundantes y las bajas temperaturas.

La primera decena se inició con la llegada de la borrasca 'Emma', que desplazó al aire frío asociado al anticiclón siberiano y trajo consigo un fuerte temporal de viento y oleaje, además de abundante precipitación. Las temperaturas se mantuvieron en torno a los valores normales, y la nieve cayó solo en zonas de montaña por encima de 1.200 metros.

El inicio de la segunda decena coincidió con el paso de la segunda borrasca atlántica de rápido desarrollo. 'Félix' no dejó mucha precipitación, pero la marcada componente sur de su trayectoria provocó vientos de gran intensidad, especialmente en Campoo y Los Valles --en Nestares se llegó a los 121, 97, 125 y 137 kilómetros por hora de racha los días 9, 10, 11 y 14--.

Tras su paso se produjo una invasión de aire frío del norte que hizo descender mucho las temperaturas el primer día de la primavera, con intensas nevadas que acumularon más de 50 centímetros de nieve en Tresviso, 30 centímetros en Reinosa, y cantidades menores en cotas más bajas, llegando la nieve hasta los 300 metros de altitud.

La tercera decena atravesó la región una tercera borrasca, 'Hugo', acompañada de vientos fuertes y condiciones marítimas adversas. Trajo consigo el episodio con precipitaciones más abundante e intensas del mes, recogiéndose del orden de 100 litros por metro cuadrado en tres días en estaciones como Terán, Fuente Dé y Tresviso.

Con estas condiciones, marzo ha resultado muy ventoso con casi 1.500 kilómetros recorridos en el observatorio del aeropuerto de Santander, un 45% más de lo normal.

En el mismo observatorio se contabilizaron 145 horas de sol, una cantidad un poco por encima de la media.

Y sobre la región se detectaron 458 descargas eléctricas en catorce días de tormenta, aunque más de la mitad se concentraron el día 16.

VALORES EXTREMOS

Durante el pasado marzo, la temperatura máxima más alta fueron los 20,8 grados centígrados el día 10 en el aeropuerto de Santander, mientras la mínima más baja correspondió a los 7,3 grados bajo cero el día 20 en Alto Campoo.

La máxima precipitación recogida en 24 horas fueron 83,4 litros por metro cuadrado el día 25 en Tresviso; y la racha máxima de viento alcanzó los 141 kilómetros por hora el día 11 en Alto Campoo.

Contador