Más de 2.000 personas urgen la "inevitable" paralización del MetroTUS

Manifestación contra el MetroTUS
EUROPA PRESS
Publicado 16/03/2018 21:57:13CET

SANTANDER, 16 Mar. (EUROPA PRESS) -

Más de 2.000 personas (según la Policía; unas 5.000 de acuerdo con los organizadores) han secundado este viernes por la tarde la manifestación convocada por la Plataforma Transporte Santander contra el MetroTUS, proyecto del que han vuelto a exigir su "urgente" paralización, algo que consideran "inevitable".

"No va a quedar más remedio", han avisado, después de indicar que se están haciendo "pequeñas cosas", cambios, con los que desde el Ayuntamiento están "reconociendo" que el proyecto "está mal", de ahí que consideren que "al final" lo van a tener que "parar".

En la marcha, que ha recorrido el centro de la ciudad, desde Puertochico hasta la plaza del Ayuntamiento, ha discurrido bajo el lema 'No al MetroTUS', mensaje que podía leerse en la pancarta de cabecera y que se ha acompañado de otras muchas, así como de carteles, consignas y gritos de "fuera, fuera" o "no queremos el MetroTUS".

En la manifestación, que ha partido a las 19.30 horas y ha llegado al Consistorio pasadas las 21 horas, han participado vecinos y representantes de diferentes colectivos, así como cargos públicos, caso de concejales municipales de la oposición, entre los que destacaban los portavoces del PSOE y el PRC, Pedro Casares y José María Fuentes-Pila, entre otros.

Ricardo Mora, que ha ejercido como portavoz de la plataforma convocante, ha explicado a los medios que el objetivo "fundamental" de ésta y otras protestas --las ya realizadas y otras que no se descartan en el futuro-- es que el servicio del autobús municipal --que con la entrada en funcionamiento del nuevo proyecto el pasado mes de febrero obligó a reordenar las líneas-- "vuelva" a la situación anterior, es decir, al funcionamiento del sistema a fecha de 31 de enero.

Una vez en ese punto, la idea es empezar a negociar el futuro del transporte entre "todos" los agentes y sectores implicados, para abordar los "problemas" reales y los generados con los cambios introducidos, ya que la entrada en servicio de los nuevos autobuses conlleva transbordos de modo que no todas las rutas llegan ahora de forma directa al centro de la ciudad.

En este sentido, y a propósito de las modificaciones introducidas por el Ayuntamiento y las anunciadas también desde el equipo de gobierno del PP, los integrantes de la plataforma y convocantes de la manifestación consideran que se trata de "parches" que "no tienen ningún sentido".

"No valen para nada", han considerado al respecto, para destacar que "el conjunto de los usuarios" sigue saliendo "perjudicado". Por ello, precisamente, han insistido en la "vuelta atrás", esto es, en la paralización del proyecto, que se aprovecharía también para "buscar una utilidad" a los vehículos adquiridos (los autobuses XXL) y a la inversión realizada para habilitar el carril que discurre desde Valdecilla hasta el Sardinero. Y han insistido en parar el MetroTUS porque, además, "cada día que pasa, crece más la bola de descontento" entre los usuarios.

Respecto a la reunión que usuarios y afectados tienen previsto mantener con la alcaldesa, Gema Igual, inicialmente anunciada para el próximo día 28 de marzo, Mora ha indicado que ellos han puesto como "única condición" que sea a partir de las siete y media de la tarde, y ha agregado al respecto que están "a la espera" de que les confirmen la cita. En este punto, el portavoz ha opinado que "lo importante" es que en el Consistorio "reconozcan que hay una mesa y que se sienten" a hablar y negociar con sus integrantes.

En la manifestación, secundada por personas de diferentes edades, desde jóvenes a mayores, incluso familias enteras, se han exhibido pancartas, letreros y carteles en los que podían leerse 'Cueto, en lucha, al centro de un tirón', 'No al MetroTUS, queremos nuestro autobús', '7 millones de gasto y el MetroTUS es un asco', 'MetroTUS, transbordos y espera, menuda odisea', 'Ese MetroTUS te le quedas tú' o 'El transbordo en Valdecilla es una pesadilla'.

También se han repartido chapas con el mismo mensaje: 'No al MetroTUS', y se han escuchado silbidos, pitidos, bocinas y cacerolas. Al término de la marcha, que los organizadores esperan que sea "un punto de inflexión" para que el Ayuntamiento "atienda" sus quejas, los asistentes se han concentrado en la Plaza consistorial y han leído un manifiesto. Y han advertido de que si esa protesta "no surte efecto", habrá más.