El MAS pierde la mayor parte de su biblioteca y 50.000 euros en obras en el incendio

Contador
Bomberos trabajan en la extinción del incendio. En la imagen se aprecian libros
BOMBEROS SANTANDER (TWITTER)
Publicado 22/11/2017 20:02:33CET

Las piezas afectadas se encontraban en el espacio MeBAS, aislado de las obras que se ejecutaban en el edificio

SANTANDER, 22 Nov. (EUROPA PRESS) -

Una inspección preliminar realizada por técnicos municipales en el Museo de Arte Moderno y Contemporáneo de Santander (MAS) tras el incendio declarado el lunes en las instalaciones evidencia la pérdida de la mayor parte de la biblioteca del centro, así como de ocho obras (siete pinturas y una escultura) valoradas en conjunto en unos 50.000 euros.

Además, el fuego declarado en el interior del edificio la madrugada del lunes ha dañado parte del mobiliario, focos, equipos audiovisuales y otros enseres destinados al montaje de las exposiciones que estaban embalados y almacenados en el espacio MeBAS, que había sido aislado de las obras que se ejecutaban en parte del edificio.

La concejala de Cultura, Miriam Díaz, ha dado a conocer este miércoles en un comunicado esta evaluación preliminar de daños, que deberá completarse con la información que se recabe en los tres informes que ha solicitado a otros tantos servicios municipales para determinar el alcance del incendio.

Así, se ha encargado un informe al servicio de Bomberos sobre la intervención practicada en el edificio, los daños sufridos en el inmueble, las posibles causas y foco del fuego, y cualquier otra circunstancia que pueda resultar de interés en relación a lo acaecido.

Igualmente, se ha solicitado informe al arquitecto municipal responsable del contrato de las obras sobre los trabajos que se estaban ejecutando, las medidas de seguridad adoptadas por la empresa contratista y el estado actual el edificio.

También se ha requerido la elaboración de un tercer informe a la dirección del MAS sobre las medidas de seguridad adoptadas para la conservación de los fondos del museo durante las obras, los daños registrados y cualquier otra circunstancia de interés.

La concejala ha pedido a los técnicos diligencia en la elaboración de los informes, entendiendo también que en este momento deben compatibilizar esta tarea con los trabajos de supervisión de las labores que continúan desarrollándose en el museo. Y ha confiado en disponer en el menor tiempo posible de información suficientemente detallada de los daños y su valoración global.

Según ha subrayado Díaz, los tres informes solicitados desde la Concejalía son adicionales a las labores de investigación que está desarrollando la Policía Científica, que aún sigue trabajando en el edificio y con la que continúa colaborando el Ayuntamiento, a la espera de que concluya su labor y de conocer también sus conclusiones.

El Consistorio también está a la espera de los informes periciales de los seguros municipales, tanto del inmueble, como de las colecciones, así como de la información solicitada a la empresa adjudicataria de las obras.

En este sentido, la edil ha explicado que también se ha enviado un requerimiento a la contratista para que informe sobre la posible incidencia de los trabajos que estaba ejecutando y las medidas de seguridad adoptadas.

Igualmente, se ha solicitado a ésta que acredite al Ayuntamiento la comunicación del siniestro a su compañía de seguros y que mantenga informada a la administración municipal de cualquier nueva información o dato de relevancia sobre el suceso.

Respecto a la continuidad de las obras en el museo, Díaz ha señalado que la decisión se adoptará una vez se recaben todos estos informes solicitados a los técnicos municipales y a la propia empresa, responsable de la custodia del edificio durante la ejecución de los trabajos.

Asimismo, ha avanzado que, una vez se reúna toda la documentación requerida a los diferentes servicios y partes implicadas, se convocará a la Comisión Municipal de Acción Cultural y Promoción Educativa para informar a los grupos municipales al respecto.

INSPECCIÓN PRELIMINAR

En la inspección preliminar realizada por técnicos municipales que han podido acceder al museo se pone de manifiesto que la zona más afectada por el siniestro ha sido el espacio MeBAS, en el que se guardaban, aislados de las obras del edificio y con acceso restringido, materiales y enseres del museo embalados.

También se encontraban en este espacio siete pinturas y cuatro esculturas que, por sus dimensiones y características materiales, y por criterios de responsables técnicos del centro, se mantuvieron en dicho área del museo, una información de la que se ha tenido constatación tras revisar el inventario y evaluarlo con los responsables de cada departamento del MAS.

Tres de las cuatro obras escultóricas podrán ser restauradas, al ser de hierro, no así la cuarta de ellas ni las siete obras pictóricas, cuyo valor total se sitúa en torno a los 50.000 euros, según las estimaciones de la dirección del museo.

La pérdida más importante para el centro, además de estas piezas, es la de gran parte de la biblioteca del MAS, cuyos fondos se encontraban también almacenados en una parte del edificio al margen de las obras, en este caso en la planta 2.

La biblioteca contaba con aproximadamente 28.000 volúmenes entre libros, catálogos y todo tipo de ediciones actuales especializadas en arte, según ha señalado Díaz, quien ha precisado que no hay ediciones históricas entre dichos volúmenes.

En opinión de la edil, "los daños en la biblioteca y en las ocho obras de arte desaparecidas representan una pérdida para el museo aunque, afortunadamente y a pesar de la envergadura del siniestro, se conserva intacta la práctica totalidad de la colección artística", formada por más de 4.000 piezas.

La concejala de Cultura ha resaltado el "arduo trabajo" desarrollado por los efectivos del parque de bomberos municipal para sofocar el fuego y les ha agradecido la profesionalidad y entrega demostrada.

También ha reconocido la labor de los servicios municipales que el lunes por la mañana, en cuestión de horas, tramitaron el expediente de emergencia para sacar la colección de arte del búnker en el que se había guardado con motivo de las obras y para trasladarla a un lugar seguro.

En este sentido, Díaz ha explicado que este espacio, situado en el sótano y totalmente aislado del resto del edificio, había sido creado y acondicionado específicamente para una correcta custodia y conservación de la colección mientras duraran las obras de accesibilidad y mejora de la cubierta del museo, que afectaban a unos 566 metros cuadrados del edificio, lo que representa alrededor del 26 por ciento de la superficie del MAS.

El traslado de la colección de arte, que se prevé que finalice en las próximas horas, comenzó al poco tiempo del siniestro y tras informar y obtener la conformidad de las compañías aseguradoras y el servicio de patrimonio.

Está siendo realizado por una empresa que trabaja con regularidad en la manipulación de obras de arte en Santander y en todo el país, tanto para instituciones públicas como para empresas privadas, coleccionistas o galerías.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies