Más de siete años de cárcel para un reincidente que intimidó a varias personas para robarles dinero

Actualizado 14/03/2013 14:51:54 CET

SANTANDER, 14 Mar. (EUROPA PRESS) -

La Audiencia Provincial ha confirmado la pena de siete años y nueve meses de cárcel impuesta por el Juzgado de lo Penal nº 4 de Santander a un delincuente reincidente que intimidó a varias personas, entre ellas un menor, para robarles dinero, y que además, conducía sin tener el permiso de circulación.

El 23 de noviembre de 2012, el ahora condenado, acompañado de un menor de edad, se dirigió conduciendo el coche de su padre al Parque de Mesones de Santander, donde se acercó a un grupo de menores de edad y les pidió dinero. Ante su negativa, apartó a uno de los menores a unos metros del grupo y le amenazó con "partirle la cabeza" si no le daba dinero, a la vez que se levantaba la ropa y le enseñaba una navaja, ante lo que el menor le entregó 20 euros.

Seguidamente se fue a una zona situada en la playa, cerca de un local de ocio, y pidió cinco euros a dos personas que, inicialmente se negaron. Haciendo ademán de sacar algo del pecho, les dijo "tengo algo en el pecho y no quiero sacarlo", por lo que ante el temor de sufrir daños personales, acabaron entregándole 20 y 4 euros, respectivamente.

Poco después fue interceptado por una patrulla de la Policía Nacional que le dio el alto, pero se negó a parar, lo que obligó a los agentes a cruzar el vehículo policial para obligarle a detenerse. El acusado se negó a salir del coche y un agente le tuvo que sacar a la fuerza entre forcejeos.

En su poder se encontró una navaja con mango de madera y filo de unos ocho centímetros. Tiene numerosas condenas anteriores por delitos de robo con violencia e intimidación entre los años 1998 y 2011, y una por conducir sin permiso en 2011, y ha estado en prisión preventiva desde el momento de su detención.

En su recurso, alega que no se ha acreditado que exhibiera una navaja, además de "la poca entidad de los elementos coercitivos empleados y la escasa cuantía del perjuicio patrimonial", y pide que se le aplique la atenuante de drogadicción.

La Audiencia ha desestima íntegramente su recurso y ha confirmado la sentencia de primera instancia, que le condena por dos delitos de robo con intimidación en las personas, uno de ellos agravado por el uso de armas, y un delito contra la seguridad vial por conducir sin permiso, en los tres casos con la agravante de reincidencia, además de una falta contra el orden público.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies