Mato se compromete a buscar las fórmulas para cumplir con el Plan Director de Valdecilla

Sáenz De Buruaga Y Ana Mato
GOBIERNO DE CANTABRIA
Actualizado 25/01/2012 21:35:23 CET

El Gobierno de Cantabria, dispuesto a acometer las reformas que sean necesarias para garantizar la sostenibilidad del sistema sanitario

MADRID/SANTANDER, 25 Ene. (EUROPA PRESS) -

La ministra de Sanidad, Ana Mato, ha mostrado este miércoles a la vicepresidenta de Cantabria y consejera de Sanidad y Servicios Sociales, María José Sáenz de Buruaga, su total compromiso con la sanidad cántabra y ha asegurado que establecerá las fórmulas necesarias para cumplir con el compromiso del Estado en la financiación íntegra del Plan Director del Hospital Universitario Marqués de Valdecilla.

Así lo ha explicado a los medios Sáenz de Buruaga tras la reunión que ha mantenido con Mato en la sede ministerial y que se enmarca dentro de la ronda de contactos abierta que la ministra está manteniendo con todos los consejeros de las comunidades autónomas, previa a la celebración del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud y de la Conferencia Sectorial de Servicios Sociales.

"La ministra es una plena conocedora de la sanidad en Cantabria y ha transmitido su compromiso de trabajar para buscar las mejores fórmulas que logren responder a este compromiso", ha comentado la consejera para señalar que el desfase presupuestario del Plan Director es de "194 millones de euros" y recordar que es una cuestión "de justicia y de lealtad institucional" que se cumpla con este acuerdo. "Esto es la esencia del acuerdo de transferencias de competencias de las Comunidades Autónomas", ha comentado.

Dicho esto, Sáenz de Buruaga ha informado de que ha mostrado su apoyo a la ministra para acometer las reformas estructurales que el Sistema Nacional de Salud exige para asegurar "su sostenibilidad" y "eficiencia" ya que, a su juicio, es necesario un "acuerdo social, político y profesional" para sumar esfuerzos y superar la situación de dificultad por la que atraviesa el sistema. Además, ha destacado la importancia de tener un "liderazgo" que garantice la "equidad" y la "cohesión" del Sistema.

"He solicitado determinación, voluntad y liderazgo para afrontar las reformas que el Sistema necesita y tengo la plena certeza y seguridad de que el liderazgo y el diálogo serán los valores fundamentales de esta nueva etapa ya que el Gobierno y la ministra son plenamente conscientes de esta situación y están ya poniendo soluciones a corto plazo sobre la mesa", ha concluido.

"DIFICULTAD EXTREMA"

Según ha informado el Gobierno de Cantabria en un comunicado, en la reunión la vicepresidenta ha trasladado a la ministra su respaldo para acometer las reformas que exige el sistema sanitario para garantizar su sostenibilidad y ha asegurado que el Ejecutivo cántabro está dispuesto a remar en la misma dirección y poner en marcha las medidas que sean necesarias.

Sáenz de Buruaga ha explicado a Mato la situación de "dificultad extrema" que atraviesa el sistema sanitario de Cantabria, debido a la caída de ingresos generada por la crisis, pero también a la "infrafinanciación y la falta de gestión y reivindicación de los últimos ocho años". La consejera ha cifrado en "600 millones de euros el agujero que Cantabria ha recibido como herencia".

La vicepresidenta ha planteado a la ministra las principales preocupaciones del Gobierno en materia sanitaria, centradas en el ámbito de la viabilidad, y le ha mostrado su respaldo para acometer las reformas estructurales que exige el sistema y el compromiso de que la comunidad autónoma remará en la misma dirección y cumplirá con la parte que le toca porque "es necesario cambiar casi todo para conservar lo que hay".

DEUDA FARMACÉUTICA

La consejera ha trasladado a la ministra su preocupación por la deuda farmacéutica que arrastra el sistema sanitario de Cantabria, situada al cierre de 2011 en 261 millones de euros, un tercio del presupuesto sanitario y casi 450 euros por habitante.

Sáenz de Buruaga ha dicho que el Gobierno de la nación "es plenamente consciente y sensible" a este problema, sobre el que "se está trabajando, sumando esfuerzos con las comunidades autónomas, para darle una solución a corto plazo".

Según ha explicado, una vez que se concrete la fórmula de financiación, Cantabria podrá cumplir con la obligación de pagar esa deuda, que "pesa como una losa" sobre el sistema sanitario y sobre el tejido empresarial y productivo de Cantabria.

HOSPITAL VALDECILLA

La vicepresidenta ha trasladado también a la ministra que la financiación integra por el Estado del Plan Director de Valdecilla "es la reivindicación con mayúsculas del Gobierno que preside Ignacio Diego y un compromiso al que los cántabros no van a renunciar".

"Es irrenunciable para los cántabros y, por tanto, también para el Gobierno de Cantabria", ha asegurado, a la vez que ha reconocido que por su importancia es un asunto que compete al Gobierno de Cantabria y al de España "porque es una cuestión de justicia y de lealtad institucional".

No obstante, ha apuntado que el Ejecutivo regional es consciente de que el nuevo Gobierno necesita un margen de tiempo para conocer la situación y es consciente de la dificultad del momento y, por eso, le he dicho a la ministra que "se puede discutir y negociar el cómo, pero lo que no podemos discutir ni negociar es el qué".

Por otra parte, la titular de Sanidad de Cantabria ha valorado esta primera reunión institucional como "una muestra de la nueva forma de relación y trabajo, que tiene como notas diferenciales el liderazgo y el diálogo, además de la sensibilidad social y política hacia las personas".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies