El matrimonio de Maliaño que iba a ser desahuciado se compromete a dejar su casa antes del 20 de mayo

Publicado 22/03/2018 17:53:31CET

La PAH pide a Liberbank que permita quedarse al matrimonio en su casa a cambio de un alquiler social

SANTANDER, 22 Mar. (EUROPA PRESS) -

El matrimonio de Maliaño (Camargo), cuyo desahucio iba a celebrarse este jueves pero fue aplazado, ha firmado a Liberbank un compromiso de abandonar su vivienda antes del 20 de mayo pero la Plataforma de Afectados por la Hipoteca exige a la entidad bancaria que le permita quedarse en ella a cambio de un alquiler social.

En un comunicado, la PAH ha criticado la actitud de la entidad bancaria de condicionar la suspensión del desahucio a la firma del compromiso de abandono de la vivienda, algo con lo que, a su juicio, Liberbank "ha tomado el pelo al Gobierno, modificando el acuerdo" de aplazamiento al que llegaron ayer, miércoles, de posponer el lanzamiento.

Esta situación afecta a un matrimonio de dos personas con discapacidad. Se trata de un jubilado con un grado de discapacidad del 33% y de una mujer enferma de cáncer con una discapacidad del 66%.

La PAH tuvo conocimiento del caso de este matrimonio el martes y al día siguiente, el 21 de marzo, se 'encerró' en la Oficina de Intermediación Hipotecaria del Gobierno de Cantabria hasta conseguir el aplazamiento.

Según la versión de la Plataforma, el problema de esta familia comenzó en 2013, cuando el hombre se quedó en paro, una situación que se agravó cuando la mujer enfermó y tuvo que cerrar su negocio de hostelería, lo que hizo que dejaran de pagar su hipoteca.

Fue entonces cuando, según la PAH, Liberbank interpuso una demanda de ejecución hipotecaria que acaba con la subasta de la vivienda, y tras varios intentos paralizados se ha llegado hasta la actualidad.

Según la versión de este colectivo, en 2016, Liberbank ofreció a este matrimonio quedarse en alquiler en su propia vivienda pero, posteriormente, le retiró la propuesta "sin ninguna explicación".

La PAH ha atribuido este cambio a la venta de la vivienda a un fondo "buitre", que es quien ejecuta de "facto" el lanzamiento.

Además, la Plataforma ha asegurado que la ejecución se basa en la cláusula de vencimiento anticipado, declarada abusiva por el Tribnal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) y por tanto nula de pleno derecho.

En este proceso han tratado de acogerse al RD-Ley 5/2017, por el que se amplía la protección de los deudores hipotecarios en situación de vulnerabilidad, cumpliendo sobradamente con sus condicionantes (ingresos inferiores a 3IPREM, en paro, con discapacidad), pero ha sido denegado por el Juzgado de Primera Instancia Nº 10 de Santander.

También se les ha denegado la prórroga de 1 mes que contempla por enfermedad la Ley de enjuiciamiento Civil.

La PAH ha advertido que no permitirá que "se mercadee con la vida de las gentes de Cantabria ni a aceptar un solo desahucio" y ha avisado de que si no se llega a una "solución satisfactoria" para la familia se volverá a convocar un 'StopDesahucios' cuando haya nueva fecha, en el que --ha dicho-- esperará la asistencia del presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, "tal y como se comprometió".