Medio Ambiente otorga la Autorización de Impacto Ambiental al vertedero de Castañeda

Actualizado 16/07/2009 13:03:37 CET

SANTANDER, 16 Jul. (EUROPA PRESS) -

La Consejería de Medio Ambiente ha otorgado la Autorización Ambiental Integrada y Evaluación de Impacto Ambiental al proyecto para el vertedero de residuos no peligrosos de Castañeda., que se ubica en el Monte Carceña del citado municipio.

La empresa Integraciones Ambientales de Cantabria (IACAN) solicitó la autorización ambiental y la declaración de impacto ambiental el 14 de agosto y la resolución de la Dirección General de Medio Ambiente por la que se otorga está fechada el 7 de julio.

La superficie que ocupará el complejo industrial de IACAN es de 498.552 metros cuadrados, de la que se construirán un total de 2.260 m2 correspondientes a las balsas de lixiviado y a los edificios de las instalaciones. La capacidad del vaso de vertidos se estima en 7.500.000 metros cúbicos, y su vida útil entre 20 y 25 años.

La actividad desarrollada por IACAN consiste en la gestión de residuos no peligrosos mediante deposición en vertedero.

El proyecto contempla la adecuación del vertedero al Real Decreto 1481/2001, de 27 de diciembre, por el que se regula la eliminación de residuos mediante depósito en vertedero.

En la resolución de la Consejería se señala que la solución diseñada para la impermeabilización del vertedero se realizará sobre la totalidad del fondo y laterales del vaso de vertido, así como en las balsas de lixiviados.

La explotación del vertedero se realizará en dos vasos de vertido, dentro de los que se desarrollan varias fases de llenado, hasta alcanzar cada uno de ellos la cota de más 165 metros. El volumen útil de cada fase corresponde a una vida útil mínima aproximada entre 4 y 5 años.

Se establece como elemento de explotación la plataforma de trabajo como la superficie activa en la que se realizará el vertido de los residuos. Como criterio general, el conjunto formado por los residuos junto con el material de cubrición se dispondrá en capas, lo que corresponderá a un nivel de explotación. El sistema de acceso de un nivel a otro se realizará mediante la construcción de rampas de servicio y los residuos se verterán en la plataforma de vertido abierta.

En el vertedero solamente se depositarán residuos que hayan sido objeto de algún tratamiento previo, excepto los inertes cuyo tratamiento sea técnicamente inviable, o aquellos otros cuyo tratamiento no contribuya a los objetivos establecidos en el Real Decreto 1481/2001, reduciendo así la cantidad de residuos o los peligros para la salud humana o el medio ambiente.

Previamente a su vertido, los residuos serán sometidos a un protocolo de admisión en planta consistente en el pesaje y en un control visual para corroborar que no estén contaminados y que se ajusten a la descripción del productor. Además se tomarán muestras aleatorias.

Asimismo, los residuos se someterán a una segregación selectiva antes de su depósito en el vaso de vertido (eliminación), separando los que aún puedan contener fracciones valorizables.

Una vez depositados, se cubrirán diariamente con una capa de material de la propia excavación, y antes de procederse al sellado de cada nivel serán compactados.

En la resolución, la Consejería establece que, en previsión de que se pudieran generar emisiones de biogás procedentes de la fracción minoritaria de los residuos potencialmente biodegradables depositados, se instalará desde el inicio de la explotación una infraestructura de recogida de biogas.

Además, se indica que las aguas pluviales limpias se reutilizarán o reconducirán directamente a cauce.; y las sanitarias se tratarán en sistema de depuración biológica y se reutilizarán en la medida de lo posible en trabajos propios de la planta.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies