La Mesa del Lobo estudia alternativas para el estatus legal de la especie

Reunión de la Mesa del Lobo
GOBIERNO
Actualizado 06/11/2015 18:49:58 CET

   Oria espera presentar el borrador del Plan de Gestión del Lobo en la próxima reunión de diciembre

   SANTANDER, 6 Nov. (EUROPA PRESS) -

   La Mesa del Lobo se ha reunido este viernes, por tercera vez en esta legislatura, para estudiar las alternativas para el futuro estatus legal de la especie en Cantabria y abordar propuestas de medidas de gestión para sus poblaciones.

   El consejero de Medio Rural, Pesca y Alimentación, Jesús Oria, ha presidido esta reunión en la que se han abordado esos dos temas "fundamentales" e "íntimamente relaciones" y que, además, condicionarán las directrices y medidas que se aborden en el Plan de Gestión del Lobo.

   Las dos alternativas que se proponen para el futuro status legal de la especie en Cantabria son su calificación como especie cinegética o como especie no cinegética. La elección de una y otra será una decisión que afectará al resto de las medidas del Plan de Gestión.

   Por lo que respecta a la opción cinegética, son ventajas el "control más efectivo y sencillo" de la especie mediante la caza ordinaria, y la posibilidad de recursos económicos "directos" en el medio rural. En contra, los daños causados serían asumidos por el titular del aprovechamiento,y la mayor dificultad de realizar caza selectiva con el método cinegético tradicional (batidas).

   En cuanto a la opción no cinegética, los pros y los contras se resumen en una mayor participación e intervención de la administración regional en el pago de los daños producidos y en los medios necesarios para realizar el control poblacional, además de hacer más coherente el establecimiento de un pago por servicios ambientales mediante un canon para aquellos ganaderos que mantengan la explotación extensiva en zonas con presencia habitual del lobo.

   Sobre las medidas de control de la especie, el consejero de Medio Rural ha indicado que se debe partir que, "en un medio natural como el de Cantabria, en el que la convivencia del lobo con la ganadería extensiva es constante, resulta absolutamente imprescindible el control poblacional de la especie".

   Este criterio, expuesto por la Consejería de Medio Rural, ha sido asumido y compartido por todas las organizaciones, de diferentes ámbitos, presentes en la reunión.

   Al encuentro han asistido por parte de la Consejería, además de Oria, el director general de Medio Natural, Antonio Lucio; y el jefe del servicio de Conservación de la Naturaleza, Ángel Serdio.

   Asimismo, han participado en la Mesa representantes de Ovican, Asaja Cantabria, UGAM-COAG, Federación Cántabra de Caza, Fundación Naturaleza y Hombre, Gedemol, Fundación para la Conservación del Quebrantahuesos, Fundación Oso Pardo, Fundación Félix Rodríguez de la Fuente, ARCA, Ecologistas en Acción, Red Cambera, Agamocan, Unión de Pequeños Agricultores y Asociación de Ganaderos de Liébana.

BORRADOR DEL PLAN DE GESTIÓN, EN LA PRÓXIMA REUNIÓN

   El consejero ha manifestado su deseo de presentar el borrador del Plan de Gestión del Lobo en Cantabria en la próxima reunión, que le "gustaría dedicarla monográficamente" a este asunto. En este sentido, Oria ha señalado que "el Plan de Gestión se debe comenzar a aplicar cuanto antes".

   Por ello, ha indicado que el próximo encuentro previsto para diciembre debe suponer el cierre del actual proceso de participación y debate sobre el Plan de Gestión del Lobo en Cantabria, y abrir a partir de entonces dicha participación a otros colectivos y organizaciones, con el objetivo de que el Plan de Gestión esté aprobado en la primera mitad de 2016.

   Ha insistido en la importancia de la reunión para poner encima de la mesa diferentes puntos de vista sobre los temas que "enriquecerán, sin duda, el debate y propiciarán la elaboración de un Plan de Gestión del Lobo en Cantabria lo más consensuado posible".

   A su juicio, este consenso "es la principal garantía" de que el Plan cumplirá con su principal propósito, que "no es otro que garantizar la conservación de la especie y el mantenimiento de la ganadería extensiva en los montes de Cantabria".

   En los anteriores encuentros de la Mesa, se abordaron asuntos como la situación actual del lobo en nuestra región y las medidas preventivas de los daños causados por esta especie, así como aquellas otras encaminadas a indemnizar y compensar a los que los sufren.

DATOS SOBRE DAÑOS Y MORTALIDAD NO NATURAL DE LA ESPECIE

   En la reunión de este viernes, se ha presentado una síntesis de los datos relativos a los daños que la especie produce en Cantabria y la mortalidad no natural que sufre el lobo en nuestra región.

   Así se ha informado de los expedientes de daños producidos por los animales silvestres a la ganadería en el periodo 2005-2014, siendo los del lobo 191 en 2014, cuando en 2005 eran 234, pasando por su punto más bajo en 2008, con 123 expedientes, así como que el tipo de ganado que ha sufrido más ataques de lobo en la década evaluada: el ovino con el 47% del total de daños producidos, seguido del equino (25%), bovino (18%) y el caprino (10%).

   También se ha dado cuenta del importe de las indemnizaciones por los daños a la ganadería entre los años de 2003 al 2010 en el ámbito de la Reserva Regional de Caza Saja y el Coto Regional de Caza de Valderrible, únicos terrenos en los que la obligación de asumir los daños es de la Administración regional, con unas cuantías que no superan los 100.000 euros en el peor de los años, y algo superiores a los 30.000 euros en los años de menor incidencia.

   Además, se ha informado sobre el número de lobos muertos por causas no naturales de los que se tiene constancia fehaciente en el período indicado, que oscilaron entre un mínimo de 4 en 2008 y un máximo de 38 en 2013.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies