El Museo de Altamira participa en una investigación que localiza los indicios más antiguos de vida humana en Paraguay

Actualizado 24/02/2009 18:10:14 CET

Lasheras explicará a líderes indígenas los resultados del trabajo, que se presentará en el Congreso Internacional de Arte Rupestre

SANTANDER, 24 Feb. (EUROPA PRESS) -

El Museo de Altamira ha participado en una investigación arqueológica y de arte rupestre con el pueblo Paî Tavyterâ, en Paraguay, mediante la cual se han localizado los indicios más antiguos de vida en este país, que se remontan a hace más de 5.000 años.

Respecto a su arte rupestre hallado, inédito hasta ahora, responde al "estilo pisadas", bien conocido en países del entorno como Brasil, Argentina, Chile o Bolivia. Esta expresión cultural presenta en Amambay una de las cronologías más antiguas, la mayor cantidad y densidad de sitios y la mayor variedad de representaciones, lo que induce a pensar que esta región pueda ser origen y centro difusor de este tipo de arte presente en casi toda Sudamérica.

El director del Museo, José Antonio Lasheras, se desplazará en los primeros días de marzo a Paraguay para presentar los resultados de este proyecto de cooperación cultural y científica, que se realizó durante el año pasado.

En concreto, se trata de la iniciativa 'Patrimonio cultural del pueblo Paî Tavyterâ en Jasuka Venda', que ha sido financiada por la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo y apoyada por el Ministerio de Cultura de España.

El Museo de Altamira realizó la investigación de un abrigo situado en el cerro Jasuka Venda (Departamento de Amambay) en Paraguay, a petición de las comunidades Paî Retâ Joaju, propietarios del lugar, que en 2004 solicitaron la colaboración del museo para inventariar su patrimonio cultural y arqueológico.

El cerro Jasuka Venda es el principal patrimonio de la etnia guaraní Paî Tavyterâ; es su lugar sagrado, donde creen que surgió el Dios Creador y Gran Abuelo, Ñande Ru, y a partir de donde se creó el mundo y la humanidad.

En 2008 el proyecto pudo iniciarse y, casi un año después, los primeros resultados se presentarán en primer lugar a los propios Paî, y a continuación a la sociedad paraguaya.

Así, José Antonio Lasheras se reunirá el 6 de marzo con los líderes indígenas y con representantes de todas las comunidades en un coloquio (ñemongueta)) para compartir los resultados del trabajo.

Después, sus resultados se harán públicos en sendas conferencias en la Universidad Nacional en Pedro Juan Caballero y en el Centro Cultural de España Juan de Salazar, en Asunción.

La divulgación de los resultados se realizará también en España. El Museo los presentará en su sede próximamente con una exposición temporal. La presentación científica se realizará en el próximo Congreso Internacional de Arte Rupestre que se celebrará en julio, y al que el museo ha sido invitado.

La Secretaría Nacional de Cultura de Paraguay está interesada en ampliar la cooperación a través del Museo de Altamira con el objetivo de impulsar la investigación y puesta en valor del patrimonio arqueológico en el país.

Para esto, se han previsto varias líneas de colaboración para 2009-10 que implican colegiadamente a la Agencia Española de Cooperación para el Desarrollo (AECID) y al Ministerio de Cultura.