Nace en Cabárceno un nuevo ejemplar de gorila

Chelewa con su cría recién nacida
PARQUE DE LA NATURALEZA DE CABÁRCENO (TWITTER)
Publicado 25/04/2018 13:08:32CET

Chelewa ha alumbrado a su tercer hijo desde que llegara a la instalación cántabra en 2010, una cría de 2 kilos de peso

SANTANDER, 25 Abr. (EUROPA PRESS) -

El Parque de la Naturaleza de Cabárceno ha dado la bienvenida, esta madrugada, al un nuevo ejemplar de gorila. La cría es hija de Nicky, el espalda plateada del parque, de 30 años de edad, y Chelewa, una hembra de 12 años, que llegó a la instalación cántabra procedente del zoo de Basilea en marzo de 2010.

Se trata del tercer parto de Chelewa desde que está en Cabárceno, donde llegó muy joven cedida por el EPP (organismo que gestiona la especie en cautividad) con fines reproductores.

El alumbramiento se ha producido alrededor de las cinco de la mañana después de algo más de 8 meses de gestación y aún se desconoce el sexo del bebé gorila debido a que su madre lo tiene en todo momento en su regazo y los cuidadores no han podido acercarse al pequeño primate, cuyo peso es de aproximadamente 2 kilos.

El parto ocurrió en el box-dormitorio del recinto de gorilas de Cabárceno y ha transcurrido con normalidad, según ha informado en un comunicado el Gobierno de Cantabria.

A pesar de la cautela que se debe tener en nacimientos de esta especie, los cuidadores y equipo veterinario del Parque de la Naturaleza de Cabárceno se han mostrado muy optimistas respecto al éxito del alumbramiento, dado que la madre está respondiendo bien en la forma de cuidar a su cría y de amamantarla. No obstante, será necesario esperar unas semanas para superar el periodo crítico.

Según el veterinario jefe, Santiago Borragán, y los cuidadores del recinto, el bebé tiene aspecto sano y las previsiones de que todo salga bien se basan en "la buena actitud y aptitudes de la madre, ya que, debido a su experiencia está manejando muy bien a su cría".

Con el nacimiento del pequeño primate, el parque cántabro cuenta en la actualidad con ocho primates (cinco 5 hembras y 2 machos más el recién nacido).

Cabárceno recibió a la primera pareja de gorilas en 2007 y, desde entonces, la familia de primates ha ido creciendo con la incorporación de ejemplares hembras llegadas de otros parques y zoológicos del mundo con el objeto de convertir la instalación cántabra en referente de la reproducción de esta especie.

En estos 11 años, el macho Nicky y todas las hembras se han ido adaptando a sus nuevas instalaciones y aprendiendo a comportarse como un auténtico grupo de gorilas, lo que ha propiciado el nacimiento de cinco gorilas -dos de ellos malogrados, uno fallecido por accidente y el segundo por una peritonitis-.

El nacimiento de este quinto ejemplar ha consolidado al grupo reproductor que el EEP (Programa Europeo de Protección de Especies en Peligro de Extinción) de gorilas concedió a Cabárceno en su momento.

La noticia supone "una nueva recompensa a los esfuerzos y dedicación del parque a lo largo de estos últimos años para preservar la especie" y, con ello, se da "un paso muy importante" que convierte al recinto cántabro en un núcleo reproductor de primer orden a nivel internacional.

UNO DE LOS RECINTOS MÁS GRANDES DE EUROPA

El parque cántabro cuenta con el recinto de gorilas más grande que existe en España dedicado a esta especie y uno de los mejores de Europa.

Los gorilas se mueven por un espacio exclusivo de 14.500 metros cuadrados y viven en un hogar de más de 800 metros cuadrados, con amplias cristaleras que permiten observar a los animales en su vida cotidiana.

El edificio está dividido en varios espacios -zona de alimentación, cocina, dormitorios, enfermería y zona de cuidadores-, mientras que el exterior tiene zonas rocosas y árboles que permiten a los primates sentirse en un hábitat cómodo y familiar.

La visita a la Casa de los Gorilas se completa con un gran espacio expositivo y didáctico, que acerca al visitante al conocimiento de las costumbres y formas de vida de esta especie, así como con una reproducción de la cabaña en la que trabajaba la zoóloga norteamericana Dian Fossey.

En su constitución colaboró el primatólogo español Savater Pi, con la cesión de imágenes y dibujos. La famosa primatóloga Jane Goodall también ha visitado y elogiado la instalación.

En julio de 2017 se incorporaron al recinto cinco monos de Brazza con el objeto de enriquecer el número de especies que viven en Cabárceno -unas 140- y de contribuir a la estimulación de los gorilas.

Contador