Nuevas escaleras mecánicas para la calle Enrique Gran del barrio Entrehuertas

Visita a los vecinos del barrio Entrehuertas
AYTO
Publicado 01/06/2017 13:59:08CET

   La actuación consistirá en la colocación de 3 tramos de escaleras mecánicas y se acometerá, además, la mejora urbana del entorno

   SANTANDER, 1 Jun. (EUROPA PRESS) -

   El Ayuntamiento de Santander colocará unas nuevas escaleras mecánicas en la ciudad, en concreto en la calle Enrique Gran del barrio Entrehuertas y para las que, en breve, comenzará la redacción del proyecto que se estima que conlleve una inversión de alrededor de dos millones de euros.

   La alcaldesa de Santander, Gema Igual, se lo ha anunciado este jueves a los vecinos en una visita que ha realizado a la zona de Entrehuertas acompañada por los concejales de Barrios y Participación Ciudadana, Carmen Ruiz, y de Medio Ambiente y Movilidad Sostenible, José Ignacio Quirós, así como por la presidenta de la asociación de vecinos Entrehuertas, Marga Villa.

   La regidora se ha comprometido a cumplir con una "demanda muy antigua" por parte de sus vecinos, como es la de contar con escaleras mecánicas en una calle que presenta una fuerte pendiente, cercana al 30 por ciento.

   Ha explicado que las rampas y escaleras mecánicas se están mostrando, cada vez más, como un factor de cohesión social, que mejora enormemente la calidad de vida de las personas, facilitando que se desplacen a las calles y barrios más altos de la ciudad de una forma cómoda y accesible, algo que beneficia a todos los ciudadanos, pero especialmente a los de más edad.

   En este sentido, ha recordado que han finalizado ya actuaciones de movilidad vertical en distintos puntos de la ciudad, con escaleras y rampas mecánicas ejecutadas en el Río de la Pila, las calles Alceda, Antonio Mendoza, Eulalio Ferrer y Santa Teresa, así como entre el parque de La Teja y General Dávila o la pasarela y los ascensores panorámicos para salvar las vías del ferrocarril entre Castilla-Hermida y la calle Alta, que ahora, además, tienen una conexión peatonal con la Peña del Cuervo, mejorando así la comunicación entre los barrios de la ciudad.

   Además, están en ejecución las rampas mecánicas que unirán el centro de la ciudad, desde la plaza de los Remedios, con General Dávila, a través de las calles Francisco de Quevedo y Vistalegre y están proyectadas la conexión desde la zona del Paseo de Pereda, por Lope de Vega, con el Paseo del General Dávila; y la Subida al Gurugú.

   "Hasta ahora, hemos venido creando una serie de corredores peatonales accesibles en torno a General Dávila y la calle Alta, con intervenciones que contribuyen a unir y vertebrar la ciudad. Ha llegado el momento de que, tras una primera fase de conexiones norte-sur, pasemos al plano barrio y a analizar las necesidades de dotar de escaleras mecánicas a puntos concretos, como es este entorno de Entrehuertas", ha subrayado.

   Por ello, ha adelantado que en las próximas semanas se encargará la redacción de un proyecto que permita implantar escaleras mecánicas en la calle Enrique Gran para salvar aproximadamente los 17 metros de desnivel hasta la calle Miralmar, con una pendiente de casi el 30 por ciento.

   Según las primeras estimaciones realizadas, esta actuación consistirá en la colocación de 3 tramos de escaleras mecánicas, que contarían con mesetas intermedias peatonales entre unas y otras. Se acometerá, además, la mejora urbana del entorno.

MEJORAS EN EL BARRIO

   Desde el Ayuntamiento, se han venido acometiendo diversas actuaciones en el barrio para mejorar sus espacios públicos, como la mejora de la accesibilidad en la calle Miralmar o la renovación urbana y el ensanche de la calle Prado San Roque.

   Se suman a otros proyectos municipales desarrollados en la zona en los últimos años, como las obras de regeneración urbana en todo el entorno de las calles San Simón, Macías Picavea, Laredo, Sol y Valliciergo; o el ensanche de la calle Los Aguayos.

   Igualmente, se ha actuado en la calle José Rioja, ensanchando y acondicionando este vial que comunica Prado San Roque y el Paseo de General Dávila, como parte del proyecto de construcción de las 60 VPO en el barrio, y se ha mejorado la accesibilidad en Enrique Gran.

   Asimismo, recientemente se han llevado a cabo trabajos de reparación en varios tramos de escaleras, se han instalado bancos y se ha repintado el mobiliario urbano, se han arreglado y repintado las barandillas y se han realizado intervenciones de jardinería, todo ello de acuerdo con las demandas que trasladan los propios vecinos del barrio.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies