El número de vacas crece un 1% en Cantabria, hasta alcanzar las 165.960

Vaca, vacas. Ternera, terneros. Ganado vacuno. Carne. Pastos.
EUROPA PRESS
Actualizado 04/12/2014 6:11:53 CET

El mayor incremento, del 11,4%, corresponde a las pasiegas

SANTANDER, 29 Nov. (EUROPA PRESS) -

El número de vacas creció en un año un 1,1% en Cantabria en 2013, hasta alcanzar las 165.959, según el censo de las principales razas de ganado vacuno de la Consejería de Ganadería, Pesca y Desarrollo Rural del Gobierno regional, recogida por el Instituto Cántabro de Estadística (Icane).

De esta forma, según los datos consultados por Europa Press, la comunidad pasó de contar con 164.141 vacas en 2012 a tener 165.959 en 2013, mientras que las cabezas de ganado vacuno también repuntaron un 0,7%, hasta un total de 269.943.

Además, entre 2012 y 2013 se registraron incrementos en cada una de las principales razas de ganado vacuno excepto en mixtas y otras, que bajaron casi un 1%, con 49.277 vacas.

La raza que cuenta con mayor número de vacas en Cantabria es la frisona, con 71.487, lo que supone un crecimiento del 0,7% en relación con el año anterior.

Por su parte, la raza que ha registrado un mayor repunte entre 2012 y 2013 ha sido la pasiega, que ha crecido un 11,4%, hasta las 311 vacas.

Mientras, han remontado un 9% o más la asturiana de montaña (9%, con 3.941 vacas), parda (9,1% y 443 vacas) y pirenaica (9,8% y 2.526 vacas). La rubia de Aquitania ha experimentado un ascenso del 8%, con 1.457 vacas.

También se han incrementado aunque más moderadamente el número de vacas limousina (5,2%, con 12.376 vacas), charolesa (4,5%, con 1.175 vacas), la parda de montaña (2,5%, con 5.140 vacas), asturiana de los valles (2,3% y 6.174 vacas), la tudanca (1,5% y 10.844 vacas) y la monchina, que casi no ha experimentado variación (0,08% y 1.713 vacas).

En comparación con los datos de hace una década, la raza de ganado vacuno que más ha proliferado en estos diez años es la de la asturiana de los valles, que lo ha hecho un 328%. En segundo lugar se sitúa la limousina, con un 94,4% de incremento en los últimos diez años; seguida de la tudanca, que ha experimentado un crecimiento del 61,3%, y de la charolesa, que ha ascendido un 56,2%. La monchina también ha remontado pero solo un 7,6%.

Por su parte, la raza frisona ha caído más de un 35% en los últimos diez años y las mixtas y otras han retrocedido un 25,9%.

En total, el número de vacas ha caído entre 2003 y 2013 un 14,1% y el de cabezas de ganado vacuno un 8,8%.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies