Las obras de mejora de la Avenida de Los Castros emplean técnicas de reutilización de mteriales

Actualizado 20/10/2010 21:06:34 CET

SANTANDER, 20 Oct. (EUROPA PRESS) -

El proyecto de mejora de la seguridad vial en la Avenida de los Castros emplea técnicas de reutilización de materiales pioneras en Cantabria que permitirán que los materiales obtenidos en la propia obra fruto de la demolición de las aceras (pavimentos, bordillos, hormigón...) se reciclen y sean reutilizados.

El concejal de Infraestructuras, Urbanismo y Vivienda, César Díaz, destacó hoy que esta obra recurre a la reutilización, el reciclaje y la valorización de residuos en un ejemplo de sostenibilidad en la ejecución de obra pública y emplea un modelo pionero en la comunidad autónoma, desarrollado en colaboración con la Universidad de Cantabria.

"Esta obra pretende ser un referente en cuanto a la sostenibilidad a aplicar en el sector de la construcción, consiguiendo una reducción en el consumo de materias primas naturales, lo que se traduce en un aumento de la vida útil de los vertederos", indicó el concejal.

En este sentido, explicó que, para desarrollar esta técnica, se han llevado a cabo estudios en colaboración con el Laboratorio de Ciencia y Tecnología de los Materiales, el Grupo de Caminos de Santander y el Grupo de Investigación de Tecnología de la Construcción de la Universidad de Cantabria.

En concreto, en el proyecto de mejora de la seguridad vial de la Avenida de los Castros se ha empleado la reutilización y el reciclaje de los materiales que se han obtenido en la propia obra, fruto de la demolición de las aceras (pavimentos, bordillos y hormigón), para la fabricación tanto de las capas de firme como del nuevo hormigón que ha sido necesario emplear.

Además, para la fabricación del aglomerado que constituirá la capa de rodadura por la que circularán los vehículos, se emplearán escorias negras obtenidas como subproducto en los procesos siderúrgicos.

Esta actuación permitirá incrementar la seguridad para peatones y conductores, así como reducir la velocidad de circulación de los vehículos, mediante la construcción de una mediana central que separe los dos sentidos de circulación.

El proyecto afecta al tramo de 1,2 kilómetros de longitud de la Avenida de los Castros, entre la glorieta de la UIMP y la Bajada de Polio, en donde se colocará una mediana central de separación del vial en dos calzadas.

PROYECTO

Conforme el proyecto de las obras se remodelará, además, la zona verde de la acera norte, se asfaltarán las dos calzadas y se realizará un tratamiento de la zona verde de la mediana que combine especies arbóreas y arbustivas.

La mediana central tendrá una anchura de 1,5 metros y separará el vial en dos calzadas, una para cada sentido, con dos carriles de 3 metros de anchura cada una.

También se creará una zona verde, con la plantación de ejemplares de picea azul y otras especies arbustivas, que ayuden a romper visualmente ambas calzadas y contribuyan a crear en el conductor la percepción de que la velocidad a la que circula es mayor y por consiguiente reduciéndola.

Con la construcción de la mediana, se contribuirá notablemente a mejorar la seguridad vial de la calle, al prohibirse los giros a la izquierda, eliminando todos los riesgos que conlleva esta maniobra; impedir que los peatones puedan atravesar la calle salvo por los pasos de peatones habilitados, donde se interrumpe la mediana; y reducir el riesgo de colisión en las intersecciones con semáforos al eliminar las incorporaciones mediante giro a la izquierda.

Asimismo, se solucionará el problema de la velocidad excesiva de los vehículos ya que, a través del tratamiento paisajístico y plantación de especies arbóreas y arbustivas en la mediana y los parterres anexos de la acera norte, junto con la anchura limitada a 3 metros de los carriles, crean en el conductor una percepción de que la velocidad a la que circulan es elevada, haciendo que la aminore.

La mediana se verá interrumpida únicamente en la glorieta del Interfacultativo donde, al igual que en la glorieta de la UIMP, se adaptará su forma para facilitar accesos y salidas.

También se interrumpirá parcialmente en los pasos de peatones, en los que se sustituirá la zona verde por acera.

Se instalará en la mediana y en parte de los parterres un sistema de riego por goteo o por aspersión, según la conveniencia en cada caso.

Asimismo, se contará con la asesoría de una empresa especialista en paisajismo para el tratamiento de las zonas verdes.

La actuación se completará con el fresado y asfaltado de ambas calzadas, para homogeneizar y mejorar la calidad de la capa de rodadura y, por tanto, su seguridad.