Obras Públicas rebajará el IMD de tráfico para incorporar más carreteras autonómicas a los mapas de ruidos

EP
Actualizado 10/04/2010 13:33:23 CET

Actualmente cuentan con estos diagnósticos seis vías o tramos dependientes de la Dirección General de Carreteras de Cantabria

SANTANDER, 10 Abr. (EUROPA PRESS) -

La Consejería de Obras Públicas, Ordenación del Territorio, Vivienda y Urbanismo del Gobierno de Cantabria rebajará el índice de Intensidad Medio Diario (IMD) de tráfico que se exige actualmente para la elaboración de los Planes Estratégicos de Ruidos e incorporará más carreteras a estos diagnósticos con los que ya cuentan los seis tramos de carreteras autonómicas con mayor densidad de tráfico.

Según informaron a Europa Press fuentes de la Consejería, la intención de este departamento es continuar con la elaboración de mapas de ruidos, que se realizan actualmente a aquellas carreteras cuyo tráfico supere los 6 millones de vehículos al año, según establece la Ley de Ruido.

Para ello, Obras Públicas se plantea rebajar esa cifra de tráfico de vehículos que marca la ley para realizar los mapas estratégicos y elaborar estos diagnósticos en vías de la comunidad autónoma con menor circulación.

Actualmente seis carreteras o tramos de la red autonómica cuentan con mapas estratégicos de ruido. Una de ellas es la CA-130 (Cajo-El Emplame-Peñacastillo), en los tramos comprendidos entre la intersección con la carretera N-611, del kilómetro 0+000 al 1+740, divididos por la intersección con la N-623 en el punto kilométrico 0+790. En ambos tramos se superan los umbrales de los 6 millones de vehículos al año, con 17.490 vehículos/día en el tramo uno y con 16.908 en el dos.

Este eje viario está asociado a los tramos 1 y 2 de la carretera autonómica CA-130 a su paso por el núcleo de Peñacastillo. Estos tramos se localizan en la zona periurbana del ámbito municipal de Santander, en su margen suroccidental, lindando con el municipio de Camargo.

Posee una longitud total de 1.740 metros y un ancho de calzada constante de 7,3 metros, 3,65 metros para cada sentido, y arcenes en ambos márgenes de la vía de 1,35 metros de anchura. Al inicio del tramo se encuentra una intersección con la carretera N-611 mientras que en su parte final se encuentra una glorieta.

Otra de las vías dependientes de la Dirección General de Carreteras de Cantabria que ya cuenta con un mapa de ruidos es la CA-131-1 (Barreda-La Revilla), en el tramo comprendido entre la intersección con la N-611 (pk 0+000) y la intersección con la CA-132 (pk 0+800) en el límite municipal de los términos Torrelavega y Santillana del Mar, por superarse en esta vía el umbral de los 6 millones de vehículos al año (IMD de 21.180).

Posee una longitud de 800 metros y un ancho de calzada constante de 7,1 metros, 3,55 metros para cada sentido, y arcenes en ambos márgenes de la vía de 1,45 metros de anchura. Al inicio del tramo se encuentra su intersección con la antigua carretera nacional N-611, mientras que al final del mismo se sitúa su intersección con la CA-132.

El tercer Mapa Estratégico de Ruidos corresponde a la CA-132-1, entre los núcleos de Viveda y Suances, en el tramo comprendido entre la glorieta de Viveda (pk 0+000) y su intersección con la CA-340 (pk 0+370), donde igualmente se superan los 6 millones de vehículos al año (Intensidad Media Diaria 17.390 vehículos/día).

Esta carretera que une Viveda con el núcleo de Hinojedo, dentro del municipio de Suances, se encuentra a las afueras de la parte Este del término municipal de Santillana del Mar, en su límite con el término municipal de Torrelavega. Posee una longitud de 370 metros y un ancho de calzada constante de 7,2 metros, 3,6 metros para cada sentido, y arcenes en ambos márgenes de la vía de 0,9 metros de anchura.

La Dirección de Carreteras del Gobierno de Cantabria también ha elaborado el Mapa Estratégico de Ruido de la CA-132-2, en el tramo comprendido entre su intersección con la CA-340 (pk 0+350) y su intersección con la CA-341 (pk 1+825), con una Intensidad Media Diaria de 17.390 vehículos/día).

El eje viario estudiado está asociado a la carretera autonómica CA-132-2, que une los núcleos de Viveda y Suances. Dicho tramo se localiza inmerso dentro de dos términos municipales diferentes; uno, Santillana del Mar, en su límite municipal Este, y el otro Suances, en su límite municipal Sur.

Posee una longitud total de 1.475 metros y un ancho de calzada constante de 7 metros, 3,5 metros para cada sentido, y un solo arcén en el margen derecho de la vía. Este tramo de vía se encuentra entre los tramos 1 y 3 de la misma CA-132.

CA-140 Y CA-231

Un quinto mapa corresponde a la carretera Muriedas-El Astillero (CA-140), en los tramos 1 y 2 comprendidos entre la intersección con la CA-240, en el límite municipal Camargo-El Astillero, y la intersección con la N-635 (PK 6+070) dentro del término municipal de El Astillero.

De este modo, el primero de los tramos de la CA-140 se encuentra entre la intersección con la CA-240 y la intersección con la CA-144 (pk 2+970), siendo el segundo de ellos la continuidad del primero hasta su intersección con la N-635 (pk 6+070). El IMD en la CA-140-1 es de 19.431 vehículos/ día y en la CA-140-2 es de 16.092.

Este eje viario, que une los núcleos de Muriedas y El Astillero, posee una longitud total de 4.100 metros y un ancho de calzada constante de 7 metros, 3,5 metros para cada sentido, y arcenes en ambos márgenes del tramo 1 de la vía de 0,6 metros de anchura. Al inicio del tramo se encuentra su intersección con la CA-240, en el límite municipal Camargo-El Astillero, mientras que al final del mismo se sitúa su intersección con la N-635.

Finalmente, la Dirección General de Carreteras ha elaborado el Mapa de Ruidos de la carretera Santander-Liencres-Puente Arce (CA-231-1), en el tramo comprendido entre la glorieta de Corbán (pk 0+000) y su antigua intersección con la CA-301 (pk 0+400), con una Intensidad Media Diaria de 17.525 vehículos.

Este eje viario está asociado al tramo de la carretera autonómica CA-231-1 a su paso por el núcleo de Corbán. Esta carretera que une Santander con los núcleos de Liencres y Puente Arce se encuentra a las afueras de la parte Oeste del término municipal de Santander, en su límite con el término municipal de Santa Cruz de Bezana. Posee una longitud de 400 metros y un ancho de calzada constante de 7 metros (3,5 metros para cada sentido), y un solo arcén en el margen derecho de la vía de 2 metros de anchura.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies