Las obras de recogida neumática de la calle Alta, que beneficiarán a 10.000 vecinos, empiezan mañana

Actualizado 18/08/2009 14:43:38 CET

Los vecinos podrán contactar directamente con responsables de las obras para trasladarles problemas o sugerencias

SANTANDER, 18 Ago. (EUROPA PRESS) -

Las obras de recogida neumática de residuos de la zona de la calle Alta e Isaac Peral, de las que se beneficiarán unos 10.000 vecinos, comenzarán mañana con la instalación de las casetas de obra. La actuación, que se iniciará por la calle Argentina, incluye también la obra de urbanización "de mayor envergadura" que se ha acometido en esta legislatura, tanto por la superficie que abarca, como por el importe, de 7,6 millones de euros.

En este sentido, el alcalde de Santander, Íñigo de la Serna, advirtió que se "va a levantar una parte importante de la ciudad", y anunció que, por primera vez en Santander, se buzoneará a los vecinos con el teléfono de contacto de un responsable de las obras para que puedan trasladarle sus quejas o sugerencias. Si la iniciativa funciona y sirve para mejorar la relación y coordinación entre ambas partes, se podría aplicar en otras obras, avanzó.

De la Serna hizo este anuncio durante el acto inaugural de la obra, financiada en un 80 por el Fondo de Cohesión Europeo y en un 20 por ciento por el Ayuntamiento, y con un plazo de ejecución de ejecución de casi un año. El evento contó con la asistencia de un centenar de vecinos, así como de los concejales de Medio Ambiente, Carmen Ruiz, y de Barrios, Santiago Recio.

La actuación incluye la instalación de 56 puntos de vertido de residuos domésticos y 14 de selectiva (papel, envases y vidrio), que se unirán al sistema recogida neumática de la calle Castilla, por debajo de las vías del tren.

Además, se reurbanizarán 10.000 metros cuadrados de las calles Alta e Isaac Peral y se asfaltarán 20.000 m2. Se sustituirá la red de abastecimiento de aguas con tuberías de entre 260 y 63 milímetros, se dotará de aceras, bancos, papeleras y otros servicios, y se plantará un centenar de árboles.

Las obras comenzarán por la calle Argentina e irán subiendo hasta la confluencia de las calles Alta e Isaac Peral. Entonces se determinará si se desarrollan paralelamente por ambas calles.

El alcalde destacó que con esta actuación "emblemática" se implantará en la zona el sistema de recogida "más moderno" que existe, que permitirá que desaparezcan los grandes contenedores, que serán sustituidos por buzones, así como los camiones, excepto para la recogida de vidrio.

Igualmente resaltó que el "gran proyecto" de urbanización que se acometerá supondrá la "transformación integral de la zona". Al respecto, señaló que se trata de un proyecto "muy vivo" y "complejo", que afectará a todas las aceras y calzadas, si bien se tratará de causar "el menor impacto posible".