El oficio de hacer albarcas, Bien de Interés Cultural Etnográfico Inmaterial

Albarcas
GOBIERNO DE CANTABRIA - Archivo
Publicado 22/03/2018 14:41:27CET

SANTANDER, 22 Mar. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno de Cantabria ha declarado Bien de Interés Cultural Etnográfico Inmaterial el oficio de elaboración de albarcas, en reconocimiento a una tradición artesana que perdura en las zonas rurales de la Comunidad Autónoma.

La Consejería de Educación, Cultura y Deporte inició su expediente el verano pasado. La vicepresidenta regional, Eva Díaz Tezanos, ha explicado que el oficio del albarquero, de todos los oficios que están ligados a la artesanía de la madera en Cantabria, tuvo una gran relevancia en el pasado, estando implantado en toda la Comunidad Autónoma, si bien hoy se conserva el saber hacer las albarcas solo en determinadas comarcas.

"No se trata de un oficio reglado sino de una manifestación de la artesanía popular identificada por la creatividad que tiene y que se transmite sobre todo entre familiares y sus allegados", ha dicho Díaz Tezanos en la rueda de prensa en la que ha informado de los acuerdos aprobados este jueves por el Consejo de Gobierno en su reunión semanal.

Asimismo, se ha aprobado una subvención nominativa de 100.000 euros a la Asociación Cultural Artesantander para la celebración de la edición de los actos culturales de la Feria Artesantander 2018.

OTROS ACUERDOS

En el área de Presidencia y Justicia, se aprobó un decreto por el que se modifican parcialmente las relaciones de puestos de trabajo de la Consejería de Sanidad y del Servicio Cántabro de Salud, con el fin de "facilitar la provisión de determinados puestos de trabajo para mejorar la atención de las funciones asignadas".

También se han aprobado dos acuerdos para autorizar a la Dirección General de los Servicios Jurídicos a no interponer recurso de casación ante el Tribunal Supremo en sendas cuestiones relativas a una expropiación forzosa y empleo, al no concurrir el interés casacional que exige la Ley reguladora de la Jurisdicción Contencioso Administrativa.

En Obras Públicas y Vivienda, el consejero informó de la ampliación de la declaración de emergencia realizada el 28 de diciembre para la reconstrucción de un terraplén, mediante un muro de escollera, en la carretera Liérganes-San Roque de Riomiera. Debido a la existencia de más problemas de los previstos, se ha decidido ampliar con una actuación de 12.769 euros, lo que eleva el importe total de la obra a 77.769 euros.

A propuesta de la Consejería de Economía y Hacienda, se ha aprobado el acuerdo por el que el Gobierno manifiesta ante el Estado el compromiso de cumplir con todas las condiciones que la Ley de Estabilidad Presupuestaria para recibir el Fondo de Liquidez Autonómica (FLA) para 2018.

En Medio Rural, Pesca y Alimentación, se autorizó un convenio con MARE para ejecutar el programa de vigilancia de las zonas de producción de moluscos y vertidos de residuos del vertedero de Meruelo, con un gasto de 139.407 euros, que se divide en dos anualidades, una para 2018, por importe de 108.645 euros, y otra para 2019, por 30.760 euros.

Y a propuesta de la Consejería de Universidades, Investigación, Medio Ambiente y Política Social, que dirige la vicepresidenta, se otorgó a Sodercan el ejercicio de las funciones propias del cargo de miembro del Consejo de Administración de Equipos Nucleares (ENSA), en representación de la Comunidad Autónoma.

También se ha autorizado un convenio de colaboración entre el Instituto Cántabro de Servicios Sociales (ICASS) y la asociación Consuelo Berges de Mujeres Separadas y/o Divorciadas de Cantabria, para desarrollar el programa social de intervención con mujeres en situación de vulnerabilidad y/o riesgo de exclusión social. El Gobierno contribuirá a su financiación con 35.000 euros.

Díaz Tezanos ha explicado que este acuerdo está destinado a favorecer la inclusión social de mujeres en situación de riesgo, fomentar e impulsar la participación social de las mujeres, su reinserción social en la sociedad de manera activa, capacitarlas con distintos recursos y habilidades personales y sociales y potenciar la participación igualitaria en el empleo, y en cuestiones de responsabilidad familiar, doméstica y de poder.